Río Oscuro, el cauce fluvial de 1.000 km que circula bajo el hielo de Groenlandia
  1. Tecnología
  2. Ciencia
UN NUEVO MODELO SUGIERE SU EXISTENCIA

Río Oscuro, el cauce fluvial de 1.000 km que circula bajo el hielo de Groenlandia

Desde hace varias décadas, se conoce la existencia de depósitos de agua subterráneos en Groenlandia pero, ahora, se cree que todos ellos podrían ser parte de un mismo río

Foto: Río Oscuro, el cauce fluvial de 1.000 km que circula bajo el hielo de Groenlandia
Río Oscuro, el cauce fluvial de 1.000 km que circula bajo el hielo de Groenlandia

¿Se imaginan la existencia de un río tan largo como el Ebro pero que nuestros ojos fueran incapaces de ver? Pues, desde ahora, es muy probable que no haga falta imaginárselo, pues los expertos convienen que podría existir. Se trata del conocido como 'Río Oscuro', un cauce fluvial que podría estar circulando bajo el hielo de Groenlandia y del que los expertos creen haber encontrado evidencias de que no es una hipótesis y sí una realidad.

Desde hace varias décadas, se sabe que existen importantes acuíferos de agua líquida bajo la superficie de Groenlandia. Todo apuntaba a que se trataban diferentes reservas de aguas, procedentes fundamentalmente del deshielo, que terminaban por acumularse en zonas profundas y que funcionaban a modo de embalses subterráneos. Sin embargo, un equipo de investigadores de la Universidad de Hokkaido, en Japón, creen que, en realidad, todos ellos están conectados.

Foto: El iceberg más grande del mundo amenaza al mayor refugio de pingüinos del planeta

Esta nueva investigación, publicada en 'The Cryosphere', sugiere que existe un río que circula desde el interior más profundo de Groenlandia hasta el fiordo Petermann, en la parte noroeste del país, en lo que los expertos calculan que podría tener una longitud cercana a los 1.000 kilómetros. "Los resultados que hemos obtenido son consistentes con un largo río subglacial, pero sigue habiendo cierta incertidumbre", explica el investigador Christopher Chambers en un comunicado.

El nuevo modelado hace pensar en la existencia de un río capaz de cruzar Groenlandia a más 2.000 metros bajo tierra, aunque asegura que existen algunas zonas negras que podrían llevar a engaño. El principal problema radica en la dificultad para mapear todo el terreno que, en algunos casos, ha hecho que existan puntos sobre los que no existen datos concretos, por lo que hay que utilizar sistemas de modelado y predicción para 'adivinar' qué hay bajo tierra.

El posible cauce del Río Oscuro. (The Cryosphere)
El posible cauce del Río Oscuro. (The Cryosphere)

Lo que los expertos de la Universidad de Hokkaido sugieren es que no estamos ante valles subglaciares estancos, sino que en realidad están comunicados, pero no hemos sido capaces de detectarlo con las actuales herramientas disponibles. Así, ponen sobre la mesa la hipótesis de que estos valles no estén segmentados, sino que las elevaciones de terreno que parecen interrumpir el curso del agua podrían ser 'fantasmas', resultado de un modelado de una zona con pocos datos.

O, dicho de otra manera, la imposibilidad de tomar datos fiables de algunas zonas ha dado lugar a que el sistema de modelado interprete cómo deberían ser. Y, así, podrían haber creado la falsa ilusión de la existencia de tierra cuando, en realidad, podría ser agua lo que realmente ocupara ese espacio. De hecho, de ser así, estaríamos ante la existencia del Río Oscuro, un curso fluvial de 1.000 kilómetros que recorrería buena parte del subsuelo de Groenlandia.

Mapeado de Groenlandia. (The Cryosphere)
Mapeado de Groenlandia. (The Cryosphere)

"No sabemos qué cantidad de agua está fluyendo en realidad a lo largo del valle y si realmente desemboca en el fiordo Petermann, si se vuelve a congelar o si se pierde por el camino", explica Chambers, pero en la última simulación realizada existe la posibilidad de que exista un espacio exacto por el que podría discurrir este río. Solo es una hipótesis que debe de ser confirmada por estudios en el terreno, pero las estimaciones encajarían con la idea de la existencia de un curso fluvial desconocido.

"A lo largo de su camino, el valle avanza gradualmente por una pendiente que provoca una disminución de la presión de la sobrecarga de hielo, algo que podría permitir la circulación de un flujo de agua", explica Chambers. Las anteriores predicciones podrían haber obviado la presencia de un curso fluvial, pero el modelo podría no ser correcto. Una nueva hipótesis hacer ver la posibilidad de que el Río Oscuro exista, un río tan largo como el Ebro... pero que discurre a cientos de metros bajo tierra.

Descubrimientos Groenlandia Hielo
El redactor recomienda