Así es el supervolcán de Yellowstone: su erupción dejaría un cráter tan grande como Mallorca
  1. Tecnología
  2. Ciencia
UNA DE LAS MAYORES CALDERAS DEL MUNDO

Así es el supervolcán de Yellowstone: su erupción dejaría un cráter tan grande como Mallorca

Descubierto en el año 1870, se formó hace unos 640.000 años y tiene unas medidas de 55 por 72 kilómetros. A día de hoy, es una de las cámaras volcánicas más grandes del planeta

Foto: Así es el supervolcán de Yellowstone: su erupción dejaría un cráter tan grande como Mallorca
Así es el supervolcán de Yellowstone: su erupción dejaría un cráter tan grande como Mallorca

Corría el año 1991 cuando tuvo lugar una de las erupciones volcánicas conocidas más graves de todos los tiempos. Por aquel entonces, el monte Pinatubo, en Filipinas, se volvió inestable y su erupción causó la muerte de 800 personas. Sin embargo, no es ni de lejos el cataclismo más grave que conocemos de este tipo, pues solo un siglo atrás, en 1883, la erupción del Krakatoa, en Indonesia, acabó con la vida de 36.000 personas. Pero ambos eventos geológicos serían una 'broma' si lo comparáramos con lo que pudiera pasar en caso de que uno de los volcanes más grandes del planeta se pusiera en erupción: estamos hablando de Yellowstone.

Yellowstone no es un volcán cualquiera. Considerado como un supervolcán, su capacidad destructiva en caso de entrar en erupción sería tan letal que ni siquiera lo podemos imaginar. Y hablamos de 'imaginarlo' porque, hasta la fecha, no tenemos noticias en la historia de la humanidad que nos confirmen que un volcán de sus características haya entrado completamente en erupción alguna vez. Pero, a pesar de ello, los geólogos se han encargado de hacer estudios para determinar cuáles serían las consecuencias de que una caldera como esta se activara. Y, lo cierto, es que lo que ocurriría sería un verdadero cataclismo.

Foto: El Ojo del Sáhara, la misteriosa estructura del desierto que pudo ser la Atlántida

Sí se conocen 'pequeñas' erupciones en estos supervolcanes, muy potentes, pero que han quedado muy lejos de provocar que su cámara magmática se vaciara por completo. De hecho, tres de las erupciones más grandes que nunca se hayan producido en el planeta tuvieron lugar en Yellowstone, si bien es cierto que la más cercana en el tiempo se remonta a hace 640.000 años. Sin embargo, a día de hoy se desconoce si un supervolcán de este estilo puede entrar en erupción por completo. Pero, ¿qué podría pasar en caso de que este supervolcán se activara? Las consecuencias serían inexplicables.

Atendiendo a los restos geológicos que dejaron aquellas tres erupciones parciales de Yellowstone, podemos hacernos una idea de las consecuencias catastróficas que podría tener. Se calcula que en estas explosiones se generaron columnas de ceniza que llegaron alcanzar los 30.000 metros de altura, llegando a cubrir de polvo hasta el Golfo de México y enviando a miles de kilómetros de distancia material incandescente formado por nubes de rocas, cenizas y gases a 800 °C de temperatura. Pero ni tan siquiera fue la consecuencia más grave: otra de sus erupciones -posiblemente la más potente-, hace 2,1 millones de años, dejó un agujero en Oregón del mismo tamaño que la isla de Mallorca. Casi nada.

Así es la cámara magmática de Yellowstone. (CC/Wikimedia Commons)
Así es la cámara magmática de Yellowstone. (CC/Wikimedia Commons)

El supervolcán de Yellowstone fue descubierto en el año 1870 por Gustavus Doane, un teniente del ejército norteamericano que estaba en misión de reconocimiento en Wyoming. Tras ascender a la cumbre del monte Washburn, observó un inquietante agujero en las Montañas Rocosas. ¿Por qué en esa zona había un increíble agujero? Doane pronto entendió que podría tratarse de un volcán. Cuando los geólogos llegan hasta la zona, efectivamente determinaron que se trataba de un volcán, pero posiblemente el más grande que hubieran visto nunca. Y solo corrigieron al teniente en una cosa: Yellowstone no está extinguido, estaba más vivo que nunca, según explica 'National Geographic'.

De hecho, algunos investigadores creen que las erupciones parciales de algunos supervolcanes podrían incluso haber llegado a poner en riesgo al ser humano, llevándolo prácticamente al borde de la extinción. Algunos investigadores consideran que la erupción del supervolcán Toba, en Indonesia, hace unos 74.000 años, generó una nube de polvo tan grande que provocó que se cubriera el sol durante décadas, provocando un enfriamiento gradual del planeta y reduciendo la población humana a unos pocos de miles individuos. Una erupción del supervolcán de Yellowstone podría generar un efecto similar multiplicado por mil, por lo que sus consecuencias serían incuantificables.

¿Un problema aún mayor?

Se calcula que la caldera de Yellowstone se formó hace unos 640.000 años y que tiene unas medidas de 55 por 72 kilómetros. Desde el año 1923, los geólogos vigilan el volcán y han determinado que desde entonces su meseta ha caído 1,5 centímetros de media por año, lo que indica que existe un cambio en la presión de la cámara magmática. Sin embargo, los expertos creen que el principal riesgo no se encuentra ahí, sino en la actividad hidrotermal que hay bajo la zona. De hecho, la mitad de los géiseres activos del planeta se encuentran en Yellowstone, entre los que destaca Old Faithful, que es capaz de liberar 32.000 litros de agua hirviendo en cada erupción.

Los expertos creen que, como Yellowstone se encuentra situado sobre una placa tectónica que se desplaza al sudoeste, algunos terremotos que se producen en el planeta pueden generar que estas cámaras de agua terminen por salir al exterior. De hecho, un terremoto que sucedió en el desierto de Mojave (California) en 1992, a 1.300 kilómetros de distancia, desencadenó una cadena de seísmos en Yellowstone; otro terremoto que tuvo lugar en Alaska en 2002, a 3.200 kilómetros, generó que la actividad sísmica de los géiseres termales cambiara durante varios meses.

Entender la verdadera naturaleza del volcán de Yellowstone no es una labor sencilla y quién sabe las consecuencias que puede tener la erupción de uno de los volcanes más grandes del planeta. Sin embargo, a día de hoy tampoco existe consenso sobre el origen del punto caliente de Yellowstone, por lo que aún somos incapaces de poder entender su verdadera naturaleza: considerado como uno de los supervolcanes más grandes del planeta, sigue siendo todo un misterio, el mismo que podría tener lugar en caso de que entrara en erupción. Un evento geológico para el que no solo no hay fecha, sino que se desconoce si algún día podría ser posible.

Volcán Estados Unidos (EEUU)