Es noticia
Canibalismo uterino y calor: las razones del gran tamaño del megalodón
  1. Tecnología
  2. Ciencia
TIBURÓN CARNÍVORO MÁS GRANDE DE LA HISTORIA

Canibalismo uterino y calor: las razones del gran tamaño del megalodón

Superaba en siete metros a tiburones de su misma especie

Foto: Panamá exhibe los restos del megalodón, el tiburón más grande de la historia. Foto: EFE ATP
Panamá exhibe los restos del megalodón, el tiburón más grande de la historia. Foto: EFE ATP

No ha habido tiburóncarnívoro más grande que el megalodón pero, ¿cómo se convirtió esta especie en algo tan excepcional?

Un nuevo estudio, publicado hoy en la revista científica 'Historical Biology', arroja algo de luz sobre este asunto. Investigadores de la Universidad DePaul (Estados Unidos) sugieren que el canibalismo en el útero puede haber contribuido a la aparición del mayor tiburón carnívoro de todos los tiempos.

Foto: Un tiburón ballena. Foto: EFE WWF

El paleontólogo Kenshu Shimada y sus colegas sostienen que existía una conexión biológica entre tener crías grandes y hambrientas, un metabolismo que se calentaba y aumentaba de tamaño, y el apetito de los tiburones bebé que impulsaba a sus madres a comer más y a hacerse más grandes, lo que llevaba a las cría a tener también un gran tamaño.

Crías que se mataban entre sí

Para demostrarlo, los investigadores analizaron el tamaño de los tiburones marrajos existentes para estimar las dimensiones de los tiburones prehistóricos. Al averiguar cómo el tamaño del cuerpo se relaciona con el tamaño de los dientes, pudieron observar los dientes fósiles de varios tiburones extintos y llegar a estimaciones refinadas de lo grandes que eran los megalodones.

La mesotermia puede haber dado al megalodon y otros tiburones lamniformes la posibilidad de tener tamaños de cuerpo imposibles para otras especies

"Esperábamos que el megalodon fuera gigantesco", apunta Shimada, "pero lo que nos sorprendió fue ver en nuestros datos una diferencia de siete metros entre el tamaño del megalodon y el de los siguientes tiburones lamniformes carnívoros más grandes".

Esto tiene que ver con el hecho de que muchos tiburones lamniformes tienen temperaturas corporales más cálidas que otros tiburones. Esta especie puede mantener algunas partes de su cuerpo a temperaturas más altas que las del agua que le rodea gracias a vasos sanguíneos especializados que ayudan a retener y distribuir el calor creado por las contracciones de los músculos del tiburón.

placeholder El tamaño del megalodón frente a otros tiburones lamniformes. Foto: Kenshu Shimada
El tamaño del megalodón frente a otros tiburones lamniformes. Foto: Kenshu Shimada

Los científicos conocen esto como mesotermia y es probable que tiburones como el megalodon también fueran mesotermos. Y este calor puede haber dado al megalodon y otros tiburones lamniformes la posibilidad de tener tamaños de cuerpo imposibles para otras especies.

La diferencia fisiológica permitió a los tiburones lamniformes nadar más rápido y alimentarse en aguas más frías que otras especies. "La evoluciónde la mesotermia está relacionada con el aumento de la ingesta de presas", explica la paleontóloga de la Universidad de Swansea (Reino Unido), Catalina Pimiento, que no participó en el nuevo estudio, en declaraciones a Smithsonian Magazine.

Cuanto más comía, más quería

Un tiburón cálido y energético necesita más alimento que uno lento y frío, y las grandes presas, como las focas ricas en grasa, ofrecen una forma adecuada de alimentarse. El mayor tiburón depredador vivo hoy en día, el gran tiburón blanco, se alimenta frecuentemente de mamíferos marinos porque su cuerpo requiere un alimento muy rico.

Los pequeños tiburones que eclosionan temprano a menudo comían huevos no eclosionados y, a veces, incluso a sus hermanos eclosionados dentro del útero de la madre

¿Pero cómo evolucionaron los tiburones lamniformes el metabolismo cálido? Shimada y sus colegas sugieren que la competencia en el útero, incluso el canibalismo, tuvo un papel importante.

Los tiburones lamniformes de hoy en día se reproducen de una manera particular. "Los tiburones lamniformes no ponen sus huevos fuera del cuerpo, sino que los huevos eclosionan dentro de la madre", señala Shimada. A partir de ahí, las crías se desarrollan hasta que están listas para salir del útero. Y tienen hambre. Los pequeños tiburones que eclosionan temprano a menudo comen huevos no eclosionados y, a veces, incluso a sus hermanos eclosionados. Y como ese megalodón era un tiburón lamniforme, es probable que las crías del gigante prehistórico hayan actuado de la misma manera.

Foto: Un tiburón toro como el que atacó al marido de Margot (EFE)

Así, Shimada y sus colegas proponen que el canibalismo en el útero puede haber empujado a estos tiburones a aumentar el calor interno. Dar a luz a un pequeño número de grandes crías puede haber requerido que los tiburones madre consumieran una mayor cantidad de alimento, lo que puede haber sido un empujón evolutivo hacia la mesotermia, con las necesidades de las crías y los tiburones madre abriendo una nueva vía evolutiva.

Evolución

"Este nuevo trabajo sugiere que el canibalismo intrauterino puede haber sido otro mecanismo impulsor de la evolución de la mesotermia", afirma Pimiento.

La diferencia para el megalodón es que el tiburón vivió durante una época en que los mamíferos marinos prosperaban en los mares y sus cuerpos grasos proporcionaban un excedente de alimentos de alta energía. La posibilidad de que los tiburones depredadores gigantes se establecieran por las necesidades de los embriones y sus madres, y un exceso de mamíferos marinos ofrecía una oportunidad sin precedentes para que el megalodón creciera mucho más que cualquier tiburón carnívoro de la historia.

Dinosaurios
El redactor recomienda