"Ya podemos medir la radiación espacial exacta": datos de la cara oculta de la Luna
  1. Tecnología
  2. Ciencia
CERCANA A LOS 1.369 MICROSIEVERTS AL DÍA

"Ya podemos medir la radiación espacial exacta": datos de la cara oculta de la Luna

Gracias al Lunar Lander Neutron and Dosimetry (LND), científicos chinos y alemanes han logrado estimar de manera real por primera vez la radiación exacta en la superficie lunar

Foto: "Ya podemos medir la radiación espacial exacta": datos de la cara oculta de la Luna. (EFE)
"Ya podemos medir la radiación espacial exacta": datos de la cara oculta de la Luna. (EFE)

La conquista del espacio es, sin ningún género de dudas, uno de los grandes anhelos del ser humano. Desde tiempos inmemoriales, nuestra vista se ha dirigido hacia las estrellas, con el objetivo de conseguir llegar a otros mundos en los que no solo soñamos con encontrar vida, sino incluso que sirvan como asentamiento para el ser humano en un futuro no muy lejano. Por ello, la Luna se ha convertido desde hace casi un siglo en una obsesión para nuestra especie y, ahora, las últimas mediciones tomadas en el lado oculto de nuestro satélite servirán para poder realizar viajes espaciales con mayor seguridad.

La misión del Apolo 11 sería la primera que consiguió llevar al ser humano a la superficie de la Luna, concretamente el 20 de julio de 1969. Desde entonces, varias misiones más, tripuladas y no tripuladas, han alcanzado nuestro satélite con el objetivo de conocerlo en mayor profundidad, tomando mediciones de todo tipo. Así, la última misión en llegar a la Luna fue la encabezada por el módulo chino Chang'e 4, que alunizó el 3 de enero de 2019. Desde entonces, esta sonda está llevando a cabo una serie de pruebas fundamentales para futuras misiones y, entre ellas, la razón del último estudio: la radiación espacial.

Foto: El astronauta Buzz Aldrin, mientras camina sobre la superficie de la Luna en 1969. Foto: NASA

Un equipo compuesto por científicos chinos y alemanes ha llevado a cabo por primera vez mediciones de la radiación de la superficie de la Luna con resolución temporal, en una serie de muestras que confirman una dosis aproximada de 57 microsieverts por hora, según confirman en el estudio publicado en la revista 'Science Advances'. Según los análisis realizados a través del Lunar Lander Neutron and Dosimetry (LND), la superficie lunar alberga una dosis equivalente de radiación de 1.369 microsieverts al día. Por ponerlo en contexto, a bordo de la Estación Espacial Internacional la dosis equivalente es de 731 microsieverts al día.

Estas mediciones son realmente importantes para los viajes espaciales. Desde que comenzaron a realizarse allá por la década de los años 60, los científicos conocen que los efectos de la radiación espacial en el cuerpo humano pueden ser devastadores. Los expertos son conscientes de que se trata de uno de los principales riesgos para la salud de los astronautas, y una exposición crónica de los rayos cósmicos puede tener efectos a largo plazo en la salud tales como sufrir cualquier tipo de cáncer, inducción de cataratas o incluso enfermedades degenerativas del sistema nervioso central. Por ello, ahora se ha conseguido una aproximación realmente importante.

Las medidas tomadas por el LND permiten llevar a cabo el denominado cálculo de la dosis equivalente. Con ello, se puede conocer la cantidad exacta de radiación espacial que un ser humano recibirá en un viaje interestelar y, así, contar con trajes a medida con la suficiente protección como para evitar que se sufran consecuencias para la salud. Eso sí, se cree que la radiación total que nuestros astronautas recibirán en la Luna en un fututo viaje será inferior a los 60 microsieverts/hora, pues se está estudiando la construcción de asentamientos con regalito lunar que reducirían drásticamente la exposición, pues este material ofrece un blindaje adicional al del traje.

(Reuters)
(Reuters)

"Los humanos no estamos hechos para resistir la radiación espacial. Sin embargo, los astronautas pueden y deben protegerse lo máximo posible durante estancias más largas en la Luna. Esta es la razón por la que las mediciones tomadas por el LND también se utilizarán para revisar y desarrollar más modelos que puedan usarse para misiones futuras. Por ejemplo, si una misión tripulada sale a Marte, los nuevos hallazgos nos permiten estimar de manera fiable la radiación anticipada exposición por adelantado", explicó en un comunicado Robert Wimmer-Schweingruber, de la Universidad de Kiel, cuyo equipo desarrolló el LND.

El LND, que aterrizó en el lado opuesto de nuestro satélite, se encarga de hacer mediciones durante el día lunar, apagándose durante la noche para ahorrar energía en su batería. Estaba programado para que llevara a cabo esta labor durante un año, algo que ha superado ya con creces. Una vez obtiene las mediciones, las envía a la tierra a través de satélite Queqiao, encargado de la transmisión final. Se trata de la medición de radiación lunar más precisa que se ha llevado hasta la fecha y que permite hacer estimaciones en tiempo real para futuros viajes por el espacio. Un avance fundamental para la carrera espacial en los próximos años.

Espacio Salud Enfermedades
El redactor recomienda