DATA DE HACE 100 MILLONES DE AÑOS

Encontrada la muestra de esperma animal más antigua de la historia

Se han hallado restos de unos crustáceos llamados ostrácodos en plena copulacion

Foto: Los órganos sexuales de los ostrácodos ocupan un tercio de su cuerpo (CC)
Los órganos sexuales de los ostrácodos ocupan un tercio de su cuerpo (CC)

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto la muestra de esperma animal más antigua conocida, que data de hace 100 millones de años.

Un trozo de ámbar, hallado en Myanmar, ha sido el responsable del descubrimiento. En él, quedaron atrapados una decena de pequeños crustáceos, llamados ostrácodos, en plena copulación y con sus órganos sexuales hacia fuera.

Lo curioso es el enorme tamaño de sus órganos sexuales, que miden alrededor de un tercio de la longitud del cuerpo de los animales, y de su esperma, que puede medir cuatro veces más que el macho que lo genera.

"Esto equivaldría a un espermatozoide de 7,30 metros en un hombre de 1,70 metros, es decir, ¡hace falta mucha energía para producirlos!", indica la coautora del estudio, Renate Matzke-Karasz, de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich.

Órganos sexuales a la vista

Los ostrácodos son algunos de los restos fósiles más comúnmente encontrados, pero normalmente sólo se encuentran caparazones calcificados, pues los tejidos más blandos son muy raros de hallar.

El ámbar preservó a las criaturas con tanto detalle que los investigadores pudieron ver los espermatozoides

Esto hace que el nuevo descubrimiento sea bastante sorprendente. La única pieza de ámbar capturó 39 ostrácodos individuales, incluyendo machos, hembras y crías, preservando sus órganos sexuales con un detalle sin precedentes.

El equipo usó escáneres de micro-TC de rayos X para mirar a través del ámbar, crear modelos 3D de sus partes blandas y entender mejor el comportamiento sexual de estos animales.

La calidad del esperma es clave para la fecundación. Foto: Pixabay
La calidad del esperma es clave para la fecundación. Foto: Pixabay

Resulta que los ostrácodos masculinos tienen una quinta extremidad con ganchos, que usan para agarrar a las hembras mientras guían sus dos órganos similares al pene hacia las dos vaginas de la hembra. Los espermatozoides gigantes son empujados hacia arriba por dos largos canales en la hembra hacia dos sacos de almacenamiento, donde esperan a que los huevos se fertilicen.

El ámbar, según publica New Atlas, preservó a las criaturas con tanto detalle que los investigadores pudieron ver los espermatozoides dentro de estos sacos, lo que indica que los ostrácodos acababan de terminar el acto sexual cuando fallecieron.

100 millones de años igual

Curiosamente, los ostrácodos modernos todavía se aparean de la misma manera, lo que significa que el mecanismo ha permanecido sin cambios durante más de 100 millones de años.

El estudio, publicado por la revista científica 'Proceedings of the Royal Society B', sostiene que estas son las muestras de esperma animal más antiguas que se han encontrado, duplicando la edad del anterior poseedor del récord.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios