INCENDIOS Y UN FRENTE FRIO, POSIBLES CAUSAS

¿Por qué hay una extinción masiva de aves migratorias en Estados Unidos?

Según los investigadores, pueden haber fallecido cientos de miles o, incluso, millones

Foto: Aves migratorias. Foto: EFE Wojtek Jargilo
Aves migratorias. Foto: EFE Wojtek Jargilo

Cientos de miles de aves migratorias están muriendo en Nuevo México (Estados Unidos) y en otros estados del país sin que los científicos se expliquen todavía el motivo exacto.

"Es terriblemente aterrador", señala la ecologista aviar Martha Desmond, de la Universidad Estatal de Nuevo México. "Nunca hemos visto nada como esto... Estamos perdiendo probablemente cientos de miles, sino millones, de aves migratorias".

El fenómeno comenzó a finales de agosto, cuando se descubrieron un gran número de animales muertos en White Sands, Nuevo México, apareciendo más aves fallecidas en varias localidades del estado y en otros estados fronterizos, como Arizona, Colorado y Texas.

Solo aves migratorias

Entre las especies afectadas se encuentran la golondrina, el pibí oriental, el empidonax y el chipe, entre otras.

"Están extremadamente demacradas. No tienen reservas de grasa y apenas tienen masa muscular"

"Tenemos muy pocos datos, pero sospechamos que los incendios de la costa oeste, en combinación con el frente frío local que experimentamos la semana pasada, ha alterado los patrones de migración de muchos migrantes", explica la ecologista aviar de Universidad Estatal de Nuevo México, Allison Salas, que ha añadido de la falta de comida y agua en la zona.

Según los investigadores, parece que sólo las especies migratorias se ven afectadas, no las residentes. Los informes indican que las aves parecen actuar de forma extraña antes de su muerte, pasando más tiempo en el suelo que encaramadas a los árboles, y, generalmente, aparecen aturdidas, somnolientas y letárgicas.

Además de patrones de comportamiento alterados, las aves afectadas también parecen diferentes. "Las aves parecen estar en buenas condiciones, excepto que están extremadamente demacradas. No tienen reservas de grasa y apenas tienen masa muscular. Casi como si hubieran estado volando hasta que ya no pueden más", afirman los investigadores.

Aunque los biólogos y ornitólogos no están totalmente seguros de cómo los factores ambientales podrían haber afectado negativamente a las aves migratorias, la evidencia sugiere que es posible que el frente frío las haya obligado a apurar su migración hacia el sur para el invierno.

Cambios en las rutas migratorias

Esto, en conjunción con las nubes de humo producidas por los recientes y devastadores incendios de la costa oeste, ha hecho que las aves descendieran y cambiaran sus rutas migratorias, lo que podría haber agotado a las aves.

"Sospechamos que los incendios de la costa oeste, en combinación con el frente frío local, ha alterado los patrones de migración de muchos migrantes"

"Pueden haber sido desplazados antes de que estuvieran listos para migrar. Tienen que acumular una cierta cantidad de grasa para poder sobrevivir a la migración. Estas aves migran de noche, hasta tres noches seguidas, descienden y se alimentan como locos, acumulan más grasa y se van de nuevo", explican los investigadores.

Además, los impactos en la salud por la inhalación de humo podrían haber dañado los sensibles pulmones de las aves, o "podría ser algo no relacionado que no conocemos", concluye Desmond en declaraciones recogidas por Science Alert.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios