Un grupo de matemáticos avisa: España entra en zona roja de riesgo y no basta con rastrear
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Piden medidas de restricción de contactos

Un grupo de matemáticos avisa: España entra en zona roja de riesgo y no basta con rastrear

El grupo BIOCOMSC de la Universidad Politécnica de Barcelona acaba de publicar un nuevo informe con la situación a nivel nacional en el que avisa que entramos en el punto de mayor riesgo

placeholder Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

"Noticia muy importante. España, en promedio, entra en la zona roja de nuestro diagrama de riesgo. Se necesitan medidas de restricción de contactos para controlar la epidemia", así anuncia el grupo de matemáticos BIOCOMSC de la Universidad Politécnica de Barcelona, uno de los que siguen más de cerca la evolución de la pandemia en España, su último informe. Utilizando el diagrama desarrollado por este mismo grupo y que tiene en cuenta diferentes factores, España se colocó por primera vez en varios meses en la zona roja de riesgo el pasado 6 de agosto y, como explican ellos mismos, esto significa que ya no se puede controlar los brotes solo con rastreadores sino que se necesitan medidas sociales.

Este grupo lleva meses analizando la situación en el país y desde hace semanas lo hace con esta especie de semáforos de colores que indican el riesgo de una región, ciudad o país dependiendo de varios factores. El verde es un nivel aceptable para el control, y según te acercas al rojo esas posibilidades de control se agotan. Si nos fijamos en los indicadores del gráfico veremos que lo que empuja a nuestro país a la zona roja desde hace un mes no es tanto el crecimiento de la epidemia, que aún se encuentra en un nivel bajo, sino la cantidad de casos activos y potencialmente infecciosos que llevamos acumulando desde principios de julio.

Como explican estos mismos expertos del grupo de Biología Computacional y Física de Sistemas Complejos de la UPC en un hilo en su cuenta de Twitter donde han ido detallando su informe, la llegada al color rojo no quiere decir que la situación esté descontrolada completamente, sino que se necesitan "medidas extras" a los estudios de contactos (rastreadores) para poder controlar el brote centradas en la restricción de contactos, es decir, limitar la vida social.

Precisamente los resultados de estos matemáticos se publica justo cuando Salvador Illa acaba de anunciar una serie de medidas acordadas con las comunidades autónomas que van en esta dirección como el cierre de ocio nocturno o el límite de grupos de hasta 10 personas. Aunque como confiesan desde BIOCOMSC, según sus cálculos España entro en esta zona roja el pasado 6 de agosto pues es el último dato que han podido validar e irán añadiendo los puntos de los siguientes días según vayan pudiendo confirmar todo.

"Deseamos que poco a poco entre todos tomemos conciencia de la mejor manera de controlar la epidemia. Responsabilidad personal, medidas de eliminación de clusters y medios personales y materiales para Asistencia Primaria y Salud Pública", terminan estos investigadores liderados por los expertos Clara Prats y Enric Álvarez Lacalle.

Así funciona su sistema

Hay que recordar que el algoritmo de este grupo (aquí explicado y detallado por sus creadores), aúna un número de reproducción similar al conocido R calculado por estos expertos (lo llaman tasa de crecimiento empírica) con el número de casos activos que hay en ese momento, conseguido sumando los casos notificados en los últimos 14 días, y multiplica ambas métricas. El resultado de esa multiplicación da el que denominan como índice de crecimiento potencial (EPG) y se pinta en una gráfica como una especie de semáforo del riesgo. Si tu región o país tiene menos de 30 EPG, está en verde, es decir, la situación está controlada, si tiene entre 30 y 100, está en amarillo o naranja (se acerca a su límite), y si tiene más de 100, llega al rojo (la situación se desborda y toca actuar de forma severa).

El algoritmo no entra a valorar si una región ha puesto más recursos o menos para controlar la epidemia, pero sí toma unos valores "ideales" de rastreadores y PCR diarios por 100.000 habitantes para marcar los límites. Por lo que la situación puede ser peor de lo que marca el gráfico. Es más, según explicaban desde este mismo grupo a Teknautas hace unas semanas, el cálculo se hace contando con el ideal de unos 100 PCR por 1.000 habitantes y el propio Ministerio de Sanidad aclaró que la media a nivel nacional son 81 test por cada 1.000.

https://twitter.com/BIOCOMSC1/status/1293833665949073408?s=20

Antes de este último informe el grupo estaba centrado en el caso de Cataluña donde fueron contando cómo empeoraba la situación y cómo con todas las medidas adoptadas la curva había conseguido doblegarse en zonas con una situación bastante peor que la del conjunto del país. Habrá que esperar para ver cómo sigue evolucionando el caso nacional.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Coronavirus Matemáticas Pandemia Salvador Illa
El redactor recomienda