DESCENDIÓ TRES GRADOS

La razón por la que bajó la temperatura de la Tierra hace 13.000 años

Un análisis de sedimentos demuestra que el enfriamiento de la Tierra tuvo que ver con erupciones volcánicas y no con meteoritos

Foto: Una sucesión de erupciones volcánicas sería la causante del enfriamiento de la Tierra hace 13.000 años
Una sucesión de erupciones volcánicas sería la causante del enfriamiento de la Tierra hace 13.000 años

Unos sedimentos encontrados en la Cueva de Hall, en el centro del estado norteamericano de Texas, ha permitido a los científicos saber la razón por la que bajó la temperatura de la Tierra. Hasta ahora, la teoría más extendida entre los investigadores era que una lluvia de meteoritos ocurrida hace unos 13.000 años había hecho bajar tres grados la temperatura media de la Tierra.

Sin embargo, el análisis de esos sedimentos ha llevado a la conclusión de que esa teoría no es válida y que fueron una sucesión de erupciones volcánicas las que provocaron ese fuerte descenso de la temperatura. Lo demuestra una investigación desarrollada por las universidades de Baylor, Houston y Texas y que ha sido publicada en Science Advances.

Michael Waters, director del estudio, comenzó a estudiar la cueva en 2017, encontrando sedimentos que podrían tener 20.000 años de antigüedad. Asegura a EurekAlert que se trata de "un registro excepcional que ofrece una oportunidad única para la cooperación interdisciplinaria para investigar una serie de preguntas científicas importantes".

Evidencias científicas

Waters reflexionaba buscando respuestas: "Una gran pregunta fue: ¿se produjo un impacto extraterrestre cerca del final de la última edad de hielo, hace unos 13.000 años, cuando las capas de hielo que cubrían Canadá se derritieron y causaron un enfriamiento brusco que empujó al hemisferio norte de vuelta a la era de hielo por un periodo de unos 1.200 años?"

Una erupción volcánica en la isla Kuchinoerabu, al sur de Japón
Una erupción volcánica en la isla Kuchinoerabu, al sur de Japón

El director del estudio quería encontrar una respuesta científica a esa pregunta y la encontró gracias a la Cueva de Hall. Según Alan Brandon, profesor de geociencias en la Universidad de Houston y jefe del equipo de investigación, "este trabajo muestra que la firma geoquímica asociada con el evento de enfriamiento no es única, sino que ocurrió cuatro veces entre 9.000 y 15.000 años atrás".

Eso lleva a los investigadores a asegurar que "el desencadenante de este evento de enfriamiento no vino del espacio. La evidencia geoquímica demuestra que en vez de un gran meteorito explotando en la atmósfera se produjo un período de grandes erupciones volcánicas". Y eso, a pesar de que el propio profesor Brandon reconoce que era escéptico al respecto.

La evidencia geoquímica demuestra que en vez de un gran meteorito explotando en la atmósfera se produjo un período de erupciones volcánicas

Brandon y el científico Nan Sun completaron el análisis isotópico de los sedimentos encontrados y descubrieron que había ciertos elementos como el iridio, el rutenio o el platino que no estaban presentes en las proporciones correctas. Eso quería decir que un meteorito no pudo haber provocado el descenso de las temperaturas. Según Sun, "el análisis de isótopos y la proporción relativa de los elementos coincidieron con los encontrados en gases volcánicos anteriores". Esa era la respuesta a la pregunta que todos se hacían.

Después de que un volcán haga erupción, la propagación global de aerosoles refleja la radiación solar entrante lejos de la Tierra y puede conducir a un enfriamiento global posterior a la erupción durante uno a cinco años. El enfriamiento global ocurrido hace 13.000 años y conocido como 'Dryas reciente' entre los científicos fue producto de diversas erupciones volcánicas y otros factores como el enfriamiento de los océanos y ahora ha podido demostrarse.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios