Un científico clave en la llegada a la Luna: la NASA no tenía claro que fuera a salir bien
  1. Tecnología
  2. Ciencia
LA RIVALIDAD CON RUSIA ERA ENORME

Un científico clave en la llegada a la Luna: la NASA no tenía claro que fuera a salir bien

Farouk El-Baz, geólogo principal del programa Apolo, sostiene en una entrevista que se temía que, al aterrizar, la nave "colapsara" o fuera "tragada" por la Luna

Foto: Farouk El-Baz, dando un discurso. Foto:EFE/Ali Haider
Farouk El-Baz, dando un discurso. Foto:EFE/Ali Haider

Una entrevista a uno de los científicos clave en la llegada del hombre a la Luna revela que la NASA no tenía claro que todo fuera a salir bien, ya que pensaban que la nave espacial Apolo 11 "colapsaría en el impacto" o sería "tragada" por la superficie del satélite.

Farouk El-Baz, geólogo principal del programa Apolo, ha sido entrevistado por el diario británico Express con motivo del 51 aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

Foto: Jose Manuel Grandela. (Fundación Telefónica)

El-Baz fue una figura clave a la hora de elegir el sitio en el que debía aterrizar la nave espacial. "Los ingenieros nos obligaron a pensar en una zona de cinco grados al norte del ecuador y cinco grados al sur de él y no más de 45 al este y 45 al oeste", explica.

¿Dónde aterrizar exactamente?

"Sin embargo, hubo grandes debates porque esa zona incluía una roca de aspecto oscuro de la Luna llamada marea por Galileo porque cuando la miró por primera vez vio océanos y los llamó marea que significa mar en italiano”, añade.

"Si había bloques, una de las patas de aterrizaje podría caer sobre la roca"

Eso provocó que algunos científicos de la NASA dudaran de que fuera el sitio adecuado para el aterrizaje, temiendo que la nave pudiera colapsar por el impacto, mientras que otros sostenían que, al ser una roca volcánica, esta se pulverizaría en el impacto y el Apolo 11 sería "tragado" por la superficie lunar.

Pero, el profesor El-Baz señala que gracias a su sensatez y, utilizando su experiencia geológica, fue capaz de convencer de la equivocación a sus colegas.

ACOMPAÑA CRÓNICA: EEUU TELEVISIÓ - MIA21. LOS ÁNGELES (CA, EEUU), 06 07 2019.- Fotografía de la NASA cedida por National Geographic donde aparece el astronauta Edwin Aldrin mientras realiza un experimento científico en la superficie de la luna

"Estuve con la gente que había mirado la superficie de la Luna y pudimos observar cráteres grandes, medianos y pequeños, lo que significaba que era una roca y que iba a ser lo suficientemente dura como para permitir el aterrizaje", explica El-Baz.

"Sólo teníamos que encontrar un lugar sin grandes bloques, eso era un verdadero problema porque si había bloques una de las patas de aterrizaje podría caer sobre la roca y la nave espacial se derrumbaría. Queríamos una superficie absolutamente plana", recuerda el científico, de 82 años

La tensión con la Unión Soviética

Según El-Baz, la misión a la Luna fue de una importancia capital en la investigación espacial. "Era tan importante estudiar la Luna porque podíamos averiguar cuándo se formó, si se formó al mismo tiempo que la Tierra y si es parte del Sistema Solar".

"Si los rusos aterrizaban en la Luna antes que nosotros, el Congreso habría dicho: 'vale, dejadlo ya, idiotas'"

"Queríamos saber de qué estaba compuesta y si íbamos a encontrar nuevos elementos en ella. ¿Las rocas eran las mismas que las de la Tierra? ¿De qué edad eran?", añade el científico de origen egipcio.

Hablando de su experiencia, el profesor El-Baz recuerda la asombrosa hazaña de la NASA y la presión a la que estaban sometidos los científicos para vencer a la Unión Soviética tras el lanzamiento del Sputnik 1.

"Si la NASA se retrasaba y los rusos aterrizaban en la Luna antes que nosotros, algo que entraba dentro de las posibilidades, el Congreso estadounidense habría dicho: 'vale, dejadlo ya, idiotas, lo habéis estropeado y habéis echo el ridículo, largaos de aquí'. Nadie quería que Rusia nos ganara".

NASA Unión Soviética (URSS) Astronomía Espacio Geología
El redactor recomienda