VERITAS, la misión que desvelará los secretos de Venus (y, en parte, de la Tierra)
  1. Tecnología
  2. Ciencia
DESPEGARÁ EN 2026

VERITAS, la misión que desvelará los secretos de Venus (y, en parte, de la Tierra)

Nace con el objetivo de crear mapas globales en 3D y averiguar de qué está hecha la superficie del planeta

Foto: Interpretación artística de la nave que usara VERITAS para investigar Venus. Foto: NASA/JPL-Caltech
Interpretación artística de la nave que usara VERITAS para investigar Venus. Foto: NASA/JPL-Caltech

La Tierra y Venus son dos planetas rocosos de similar tamaño, pero que se diferencian en casi todo lo demás. La misión VERITAS pretende averiguar cómo estos "planetas hermanos" evolucionaron de forma tan diferente y ayudarnos a conocer los orígenes de nuestro mundo.

Venus tiene los cielos llenos de gruesas nubes de ácido sulfúrico que oscurecen el Sol, sus océanos hierven a 500 grados y la presión de su atmósfera es tan brutal que podría aplastarte y dejarte como una tortita. No suena muy habitable, pero sus ciertas similitudes con nuestro planeta y su presumible origen común hacen atractiva su investigación.

Foto: (Foto: Wired)

"Venus es como el regalo cósmico de un accidente", explica Suzanne Smrekar, investigadora principal de VERITAS en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA. "Estos dos cuerpos planetarios, Tierra y Venus, comenzaron casi igual, pero han seguido dos caminos evolutivos completamente diferentes, pero no sabemos por qué".

Tomando el testigo de Magallanes

En este contexto surge VERITAS (Venus Emissivity, Radio Science, InSAR, Topography & Spectroscopy), una misión que está siendo considerada para su selección en el Programa Discovery de la NASA y en la que participan la compañía espacial Lockheed Martin, la Agencia Espacial Italiana, la Agencia Espacial Alemana y la Agencia Espacial Francesa.

"¿Son Venus y la Tierra fundamentalmente mundos únicos? ¿O las diferencias entre estos 'gemelos' son sólo cosméticas?"

La última misión para estudiar la superficie de Venus, la nave espacial Magallanes de la NASA, terminó su trabajo en 1994 y, aunque ofreció información valiosa, no pudo proporcionar certezas sobre el origen de muchas de las características de la superficie del planeta.

VERITAS tiene previsto su lanzamiento en 2026, con el objetivo de orbitar Venus, crear mapas globales en 3D y averiguar de qué está hecha la superficie. También medirá el campo gravitatorio del planeta para determinar la estructura del interior. Con ello, se pretende conocer más sobre los procesos geológicos pasados y presentes del planeta, desde su núcleo hasta su superficie.

Interpretación artística de la superficie de Venus. Foto: NASA/JPL-Caltech
Interpretación artística de la superficie de Venus. Foto: NASA/JPL-Caltech

Aprender más sobre los procesos geológicos en Venus, donde la corteza caliente es una buena analogía con la de la Tierra primitiva, cuando las placas apenas comenzaban a formarse, podría ofrecer un valioso vistazo de cómo comenzaron estos procesos en la Tierra.

"El mayor misterio para mí es la extensión de las estructuras de deformación (áreas de roca en la superficie que se han doblado bajo una inmensa presión geológica) en Venus, que podrían ser estudiadas para entender la naturaleza de la actividad tectónica en el planeta", explica el miembro del equipo científico Joann Stock, profesor de Geología y Geofísica en el Laboratorio Sismológico de Caltech (Estados Unidos).

¿Tiene que ver su evolución con la de la Tierra?

Además, VERITAS estudiará vastas estructuras de deformación llamadas teselas. Este rasgo, parecido a una meseta, puede ser análogo a los continentes de la Tierra. Una de las principales teorías es que los continentes de la Tierra se formaron cuando la corteza oceánica rica en hierro se subducía y derretía en presencia de agua, produciendo enormes volúmenes de nueva corteza continental menos rica en hierro que se elevaba sobre el océano.

Aprender más sobre los procesos geológicos en Venus podría ofrecer un valioso vistazo de cómo comenzaron estos procesos en la Tierra

Para determinar si las mesetas de teselas de Venus se formaron de manera similar a los continentes de la Tierra, VERITAS construirá los primeros mapas multiespectrales globales de la composición de la superficie de Venus. Si su composición se asemeja a la de la corteza continental, también obtendríamos información sobre el pasado más húmedo de Venus.

"Determinar si Venus está experimentando activamente actividad volcánica y entender qué proceso lo impulsa es una de las preguntas realmente excitantes que me gustaría ver respondidas", señala a Phys.org la científica planetaria Jennifer Whitten, miembro del equipo científico de VERITAS en la Universidad de Tulane (Estadados Unidos).

Usando su espectrómetro, VERITAS determinará qué rocas se formaron recientemente a partir de la erupción de magma, antes de que las interacciones con la atmósfera hayan tenido tiempo de cambiar su composición química. Además, el espectrómetro buscará puntos calientes de erupciones activas, mientras que el instrumento de radar localizará fallas activas, una indicación de la actividad tectónica.

¿Hay agua en Marte?

Al conocer los volcanes de Venus y los procesos geofísicos que los provocan, los científicos también podrían medir su impacto en el clima del planeta y, tal vez, responder a otra pregunta clave: ¿Contiene el interior del planeta todavía grandes cantidades de agua como lo hace la Tierra?

"Para resolver los misterios de Venus tenemos que mirar 'bajo el capó' del interior de Venus; es el motor de la evolución geológica y atmosférica mundial", añaden los investigadores. "¿Son Venus y la Tierra fundamentalmente mundos únicos? ¿O las diferencias entre estos 'gemelos' son sólo cosméticas? Responder a esta pregunta es clave para entender qué hace que otros planetas rocosos sean habitables y, en última instancia, emerjan con vida".

Astronomía NASA Espacio Planeta Tierra Geología
El redactor recomienda