NUEVO ESTUDIO SOBRE EL DILOPHOSAURUS

Uno de los famosos dinosaurios de 'Jurassic Park' no era como nos lo han vendido

El Dilophosaurus real era el animal terrestre más grande de su tiempo, alcanzando hasta los 6 metros de largo

Foto: Interpretación artística de un Dilophosaurus. Foto: Brian Engh / The Saint George Dinosaur Discovery Site.
Interpretación artística de un Dilophosaurus. Foto: Brian Engh / The Saint George Dinosaur Discovery Site.

El dinosaurio Dilophosaurus es uno de los más populares gracias a películas como 'Jurassic Park', donde se le representa como una bestia que escupe veneno con un volante alrededor de su cuello y dos crestas en su cabeza. No obstante, una nueva investigación ha desvelado que no era realmente cómo lo hemos imaginado.

El Dilophosaurus que aparece en la película es mayormente fruto de la imaginación, pero un nuevo y exhaustivo análisis de los fósiles del dinosaurio está ayudando a aclarar las cosas. Lejos del pequeño dinosaurio parecido a un lagarto del filme, el Dilophosaurus real era el animal terrestre más grande de su tiempo, alcanzando hasta los 6 metros de largo y con mucho en común con las aves modernas.

El Dilophosaurus vivió hace 183 millones de años durante el Jurásico Temprano y, hasta la fecha, poco se sabía del mismo respecto a su aspecto o a su árbol genealógico. Esta investigación, publicada en la revista 'Journal of Paleontology', arroja algo de luz al respecto.

La importancia de los sacos de aire

"Hasta este estudio, nadie sabía cómo se veía el Dilophosaurus o cómo evolucionó", señala a SciTechDaily el paleontólogo Adam Marsh, autor principal del estudio y que se encargó de analizar los cinco ejemplares más completos de Dilophosaurus que existen.

Las aves modernas y los dinosaurios más grandes del mundo también tienen huesos llenos de aire

Las primeras descripciones caracterizaban al dinosaurio con una cresta frágil y mandíbulas débiles, algo que influyó en la representación del Dilophosaurus en el libro y la película 'Jurassic Park', donde aparecía como un dinosaurio esbelto que sometía a su presa con veneno.

Pero Marsh descubrió lo contrario. Las mandíbulas muestran signos de servir como andamio para músculos poderosos. También encontró que algunos huesos estaban moteados con bolsas de aire, lo que habría ayudado a reforzar el esqueleto, incluyendo su doble cresta.

"Son una especie de envoltura de burbujas, el hueso está protegido y reforzado", señala Marsh. Estos sacos de aire no son exclusivos del Dilophosaurus. Las aves modernas y los dinosaurios más grandes del mundo también tienen huesos llenos de aire. En ambos casos, los sacos de aire aligeran la carga, lo que ayudó a los grandes dinosaurios a controlar sus voluminosos cuerpos y a las aves a surcar los cielos.

Muchas aves utilizan los sacos de aire para realizar otras funciones, desde inflar las zonas elásticas de la piel durante los rituales de apareamiento, hasta lanzar gritos estridentes y dispersar el calor. El intrincado conjunto de bolsas de aire y conductos que se extienden hasta las crestas del Dilophosaurus implican que el dinosaurio pudo haber sido capaz de realizar acciones similares.

Más parientes por descubrir

Para aprender más sobre cómo se comparan los fósiles entre sí, Marsh registró cientos de características anatómicas de cada fósil. Luego utilizó un algoritmo para ver cómo los especímenes se comparaban con el primer fósil, lo que confirmó que todos eran de Dilophosaurus.

El algoritmo también reveló que hay una importante brecha evolutiva entre el Dilophosaurus y sus parientes dinosaurios más cercanos, lo que indica que probablemente hay muchos otros parientes aún por descubrir.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios