PIDEN MEDIDAS URGENTES A LOS POLÍTICOS

Los koalas podrían extinguirse en una parte de Australia en menos de 30 años

Un informe recoge los grandes problemas a los que se enfrentan estos animales, sobre todo la tala de árboles y el desarrollo urbano que han reducido su hábitat hasta en un 81%

Foto: Los koalas se han visto desplazados de su hábitat por los humanos, los incendios y la sequía (Reuters/Australian National University)
Los koalas se han visto desplazados de su hábitat por los humanos, los incendios y la sequía (Reuters/Australian National University)

El koala es uno de los animales más emblemáticos de Australia y, al mismo tiempo, uno de los más adorables. Sin embargo, su futuro es más incierto que nunca después de que una investigación haya revelado que podrían extinguirse en el año 2050 en toda la región de Nueva Gales del Sur, en el sureste del país, una de las zonas que más animales reúne de esta especie.

El informe recoge, a lo largo de 311 páginas, los motivos que pueden conducir a la desaparición de una de las especies animales más queridas del continente australiano. El desarrollo urbano, la minería y la tala de tierras para dedicarlas a la agricultura han provocado que se pierdan miles de kilómetros cuadrados que, hasta ahora, eran el hábitat de los koalas.

Pero, si todas estas causas ya eran preocupantes, la importante sequía que sufrió Australia a principios de 2020 y los incendios que han asolado el país en el último año podrían haber dado la puntilla a los koalas. Se estima que se ha destruido una cuarta parte de su hábitat, pero en algunas zonas ese terreno perdido por los animales alcanza el 81 por ciento.

Un toque de atención

El informe, recogido por Reuters, no pone paños calientes a la situación: "Las pruebas no podrían ser más duras. La única forma en que los nietos de nuestros hijos podrán ver un koala en estado salvaje en Nueva Gales del Sur será si el gobierno actúa de acuerdo con las recomendaciones del comité".

Muchos koalas han sufrido heridas por los incendios del último año (Foto: Australian National University)
Muchos koalas han sufrido heridas por los incendios del último año (Foto: Australian National University)

Se trata de un total de 42 recomendaciones, entre las que se cita textualmente la necesidad de hacer un censo urgente de koalas, además de priorizar la protección de estos animales cuando se planifiquen nuevos desarrollos urbanos. Sin embargo, el informe no obtuvo la unanimidad de los expertos para recomendar una moratoria sobre la tala en los bosques públicos, por lo que algunos animalistas apuntan a que se han quedado cortos.

El director de restauración de tierras de WWF Australia, Stuart Blanch, ha pedido al gobierno australiano que dé prioridad a este informe para proteger a los animales: "WWF hace un llamamiento a la primera ministra de Nueva Gales del Sur para que endurezca las débiles leyes sobre limpieza de tierras y proteger así el hábitat de los koalas".

Aunque los animalistas reclaman medidas con urgencia, la primera ministra asegura que su gobierno responderá "a su debido tiempo"

Además, Blanch pide que se "aumente la financiación para los agricultores que conservan los árboles donde viven los koalas y una transición de la tala de bosques de koalas a las plantaciones". Un portavoz de la primera ministra, Gladys Berejiklian, ya ha respondido asegurando que su gobierno estudiará el informe y responderá "a su debido tiempo", mientras señala que ya han comprometido 44 millones de dólares australianos (unos 27 millones de euros) para proteger a los animales.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios