Así se defienden los tumores de los virus que intentan acabar con ellos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
CREAN INFLAMACIÓN

Así se defienden los tumores de los virus que intentan acabar con ellos

La terapia de virus oncolíticos es prometedora, pero para algunos pacientes no funciona. Una investigación ha tratado de ver cómo se defienden las células del cáncer

Foto: Células tumorales (rojo) y los vasos sanguíneos que le proporcionan nutrientes (en verde). Foto: EFE
Células tumorales (rojo) y los vasos sanguíneos que le proporcionan nutrientes (en verde). Foto: EFE

El uso de virus para matar células tumorales es una técnica que se ha revelado prometedora contra el cáncer, pero el número de pacientes que responden positivamente a la terapia es limitado a causa de cómo esas células tumorales se protegen. Ahora, un nuevo estudio se ha encargado de investigar cómo lo hacen para aumentar las posibilidades de éxito de esta técnica.

Una de las muchas maneras en que los científicos esperan mejorar las posibilidades de supervivencia contra el cáncer es a través del uso de virus que infecta y mata selectivamente células tumorales. Conocida como terapia de virus oncolíticos, esta prometedora técnica tiene algunas limitaciones reales: sólo un número limitado de pacientes responde a la terapia.

Foto: iStock.

Científicos del Instituto Francis Crick, un centro de investigación biomédica en Londres (Reino Unido), se propusieron entender mejor por qué la terapia del virus oncolítico sólo es eficaz en un pequeño número de pacientes, y comenzaron por investigar el entorno inmediato alrededor de un tumor y cómo sus células trabajan conjuntamente para repeler los avances del virus. La clave para las defensas del cáncer son las célulasconocidas como fibroblastos asociados al cáncer (CAF), que, según investigaciones anteriores, desempeñan un papel activo en la promoción del crecimiento de los cánceres al protegerlos del sistema inmunológico del cuerpo. El nuevo estudio, publicado en la revista científica 'Nature Cell Biology', profundiza en cómo el contacto entre las células cancerosas y los fibroblastos impulsa este efecto protector.

Los virus pierden eficacia

El equipo descubrió que cuando las células cancerosas entran en contacto directo con los fibroblastos, transmiten pequeñas cantidades de fluido llamado citoplasma, que desencadena una reacción en cadena que causa inflamación en el tejido circundante. Es esta inflamación, concluyen los científicos, la que dificulta que los virus se afiancen y se repliquen en la célula cancerosa y limita significativamente su eficacia.

"Este es un excelente ejemplo de la forma en que el cáncer secuestra los mecanismos de protección de nuestro cuerpo para su propio beneficio"

"Este proceso sólo ocurre cuando las células cancerosas y los fibroblastos están en contacto directo entre sí", explica el autor del estudio Erik Sahai, en declaraciones recogidas por New Atlas. "En el tejido sano, este tipo de respuesta inflamatoria sólo se produciría durante una lesión, ya que normalmente hay una membrana que los mantiene separados. Este es un excelente ejemplo de la forma en que el cáncer secuestra los mecanismos de protección de nuestro cuerpo para su propio beneficio".

Como parte de sus experimentos en cultivos celulares y tumores cultivados en el laboratorio, los investigadores bloquearon la vía de señalización implicada en este proceso y descubrieron que hacía que las células cancerosas fueran más sensibles a los virus oncolíticos. El equipo espera que estos hallazgos puedan allanar el camino para nuevos tratamientos que apunten a esta forma de inflamación y aumenten la efectividad de la terapia del virus oncolítico. "Si podemos comprender mejor cómo se protegen las células cancerosas de los virus oncolíticos y encontrar formas eficaces de detener estos mecanismos de protección, estos virus podrían convertirse en una herramienta más poderosa que los médicospodrían utilizar para tratar el cáncer", señala Emma Milford, autora adjunta.

Cáncer
El redactor recomienda