EL TERMÓMETRO CORPORAL, CLAVE

La ciencia ya sabe por qué eres incapaz de levantarte de la cama en invierno

Investigadores han descubierto que el frío o el calor pueden afectar a las neuronas que se encargan de regular el ciclo del sueño

Foto: ¡Lo que nos cuesta despertarnos y levantarnos en invierno! Foto: Pixabay
¡Lo que nos cuesta despertarnos y levantarnos en invierno! Foto: Pixabay

A muchos se les pegan las sábanas en el otoño y en invierno. Cuesta infinito despertarse y levantarse de la cama. Si alguna vez te has preguntado la razón, te decimos que no solo te pasa a ti y que la ciencia ha descubierto un posible origen científico a este comportamiento.

Neurobiólogos de la Universidad Northwestern (Estados Unidos) han descubierto, a través de una investigación sobre la mosca de la fruta, que el frío o el calor pueden afectar a las neuronas que se encargan de regular el ciclo del sueño. Los investigadores han identificado en estos animales un circuito "termómetro", que transmite información sobre la temperatura externa que capta la antena de la mosca al cerebro superior, algo que puede inhibir las neuronas que promueven la actividad y la vigilia dentro del cerebro de la mosca, particularmente por las mañanas.

"Esto ayuda a explicar por qué, tanto para las moscas como para los humanos, es tan difícil despertarse por la mañana en invierno", señala Marco Gallio, profesor asociado de Neurobiología en la Universidad Northwestern. "Estudiando el comportamiento de la mosca de la fruta, podemos entender mejor cómo y por qué la temperatura es tan crítica para regular el sueño".

Investigación con moscas

En el estudio, publicado en la revista científica 'Current Biology', se describen por primera vez los receptores de "frío absoluto" que residen en la antena de la mosca, que responden a la temperatura sólo por debajo de la "zona de confort" de la mosca, de aproximadamente 25 grados. Los investigadores siguieron este receptor hasta sus objetivos dentro del cerebro y encontraron que los principales destinatarios de esta información son un pequeño grupo de neuronas cerebrales que controla los ritmos de actividad y sueño. Cuando el circuito de frío que descubrieron estaba activo, las células objetivo, que normalmente se activan con la luz de la mañana, se apagan.

"La lógica y la organización del cerebro de la mosca, pueden ser los mismos para los humanos: tienen que resolver los mismos problemas, por lo que a menudo lo hacen de la misma manera"

Mientras que la detección de la temperatura ambiental es crítica para las pequeñas moscas de la fruta de "sangre fría", los humanos son criaturas de comodidad y están continuamente buscando temperaturas ideales. Parte de la razón por la que los humanos buscan temperaturas óptimas es que las temperaturas del núcleo y del cerebro están íntimamente ligadas a la inducción y mantenimiento del sueño. Los cambios estacionales de la luz del día y la temperatura también están ligados a los cambios en el sueño. "La detección de la temperatura es una de las modalidades sensoriales más fundamentales", explica Gallio. "Los principios que estamos encontrando en el cerebro de la mosca, la lógica y la organización, pueden ser los mismos para los humanos. Ya sea mosca o humano, los sistemas sensoriales tienen que resolver los mismos problemas, por lo que a menudo lo hacen de la misma manera".

"Las ramificaciones de un sueño deficiente son numerosas: fatiga, concentración reducida, aprendizaje deficiente y alteración de una serie de parámetros de salud; sin embargo, todavía no comprendemos plenamente cómo se produce y regula el sueño dentro del cerebro y cómo los cambios en las condiciones externas pueden afectar el impulso y la calidad del sueño", escriben los investigadores en declaraciones citadas por Neuroscience News. "Nuestros hallazgos demuestran la importancia de los estudios funcionales para entender cómo el cerebro gobierna el comportamiento".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios