PERMITE ANDAR MÁS RÁPIDO Y MÁS LEJOS

Un exotraje para mejorar la movilidad de las personas tras un ictus

Pesa menos de cinco kilos, cuenta con una batería y un motor incluidos y actúa principalmente sobre el tobillo

Foto: Exotraje para mejorar la movilidad de los pacientes tras el ictus. Foto: Wyss Institute/Universidad de Harvard
Exotraje para mejorar la movilidad de los pacientes tras el ictus. Foto: Wyss Institute/Universidad de Harvard

Científicos estadounidenses han desarrollado un exotraje que permite a las personas que han sufrido un ictus, y presentan problemas de movilidad, andar más rápido y durante más tiempo, ayudándoles a llevar una vida normal.

En España unas 120.000 personas sufren un ictus cada año y de ellas unas 27.000 pierden la vida. Además, dos de cada tres personas presentan secuelas posteriores, principalmente "hemiparesia", una parálisis que normalmente afecta las extremidades y los músculos faciales de un lado. Esto provoca dificultades para caminar, una pérdida de equilibrio con un mayor riesgo de caída, así como fatiga muscular durante los esfuerzos, lo que, en muchos casos, impide la realización de actividades cotidianas básicas.

Hace tres años, un equipo multidisciplinar de ingenieros mecánicos y eléctricos, diseñadores de ropa, y expertos en neurorrehabilitación de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Boston, ambas en los Estados Unidos, desarrolló un exotraje robótico,conectado a una batería y a un motor externo, que era capaz de mejorar significativamente las funciones de la marcha biomecánica de los tobillos de pacientes con ictus cuando se usaba al caminar sobre una cinta de correr. Ahora, ese mismo equipo ha actualizado su dispositivo (con batería y motor incluido en el traje) y han demostrado que este exotraje puede aumentar significativamente la velocidad de marcha de individuos con hemiparesia, pasando de 0,14 a 0,28 metros por segundo y han logrado que caminen un recorrido más largo, con una media de 32 metros más.

Hemiparesia, pérdida de movilidad importante

"La gran mayoría de las personas que han tenido un ictus andan de manera lenta y no pueden caminar muy lejos. Caminar más rápido y más lejos después de la terapia física es uno de los resultados deseados más importantes. Si ni la velocidad ni la distancia son mejoradas por una terapia, sería difícil considerar que la terapia ha sido efectiva", explica Lou Award, de la Universidad de Harvard. "Los niveles de mejora en velocidad y distancia que encontramos en nuestro estudio exploratorio superaron nuestras expectativas de un efecto inmediato sin ningún tipo de entrenamiento y destacan lo esperanzadora que es la tecnología de exotraje".

El exotraje actúa sobre el tobillo. Foto: Wyss Institute/Universidad de Harvard
El exotraje actúa sobre el tobillo. Foto: Wyss Institute/Universidad de Harvard

El exotraje, según nos cuenta Neuroscience News, pesa menos de cinco kilogramos y se dirige a las extremidades de los pacientes durante fases distintas del ciclo de marcha. Totalmente móvil, es alimentado por una batería e iniciado por una unidad de actuador que se lleva en las caderas. Proporciona potencia mecánica a los tobillos a través de un mecanismo basado en cable, mediante el cual los cables y otras partes del exotraje están anclados al cuerpo por textiles funcionales ligeros. Además de su bajo peso y potencial para reducir las asimetrías de la marcha, permite que los pacientes lo usen solo en el lado del cuerpo deteriorado, a diferencia de los sistemas rígidos de exoesqueleto, muchos de los cuales necesitan ser usados en ambos lados.

"Este estudio muestra maravillosamente cómo la tecnología de exotraje podría mejorar las vidas de muchos supervivientes de ictus"

El exotraje está diseñado para ayudar con la flexión plantar, el movimiento del tobillo que empuja el pie hacia abajo en el suelo durante la fase de inicio del ciclo de la marcha; y con la dorsiflexión, movimiento que reduce el ángulo entre el pie y la pierna en el cual los dedos del pie se acercan a la espinilla. Ambos movimientos se ven deteriorados variablemente en la marcha hemiparetica post ictus, y los pacientes a menudo exhiben una incapacidad para levantar el pie con la ayuda de los tobillos.

"Este estudio muestra maravillosamente cómo la tecnología de exotraje podría mejorar las vidas de muchos supervivientes de ictus", concluyen los investigadores, que han relatado sus hallazgos en la revista científica 'IEEE Open Journal of Engineering in Medicine and Biology'.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios