Una nueva tecnología puede detectar el glaucoma 18 meses antes que lo habitual
  1. Tecnología
  2. Ciencia
OBJETIVO: FRENAR LA CEGUERA

Una nueva tecnología puede detectar el glaucoma 18 meses antes que lo habitual

La detección temprana del glaucoma, la principal causa de ceguera en el mundo, puede mejorar la salud ocular de los pacientes

Foto: Una nueva tecnología puede detectar el glaucoma 18 meses antes que lo habitual
Una nueva tecnología puede detectar el glaucoma 18 meses antes que lo habitual

Investigadores de la University College of London (Reino Unido) han desarrollado una prueba, apoyada en inteligencia artificial, que es capaz de detectar la progresión del glaucoma 18 meses antes que los tests actuales.

Esta nueva prueba, según sostienen sus desarrolladores, podría ayudar a acelerar los ensayos clínicos, y eventualmente puede ser utilizada en la detección y diagnóstico. "Hemos desarrollado una manera rápida, automatizada y altamente sensible de identificar qué personas con glaucoma están en riesgo de progresión rápida a la ceguera", sostiene la investigadora principal, Francesca Cordeiro, del Instituto de Oftalmología de la University College of London, en declaraciones recogidas por Neuroscience News.

El glaucoma, la principal causa a nivel mundial de ceguera irreversible, afecta a más de 60 millones de personas, una cifra que se prevé que se duplique para 2040 a medida que la población mundial envejezca. La pérdida de la vista en el glaucoma es causada por la muerte de las células de la retina, en la parte posterior del ojo.

La prueba, llamada DARC (Detection of Apoptosing Retinal Cells), consiste en inyectar en el torrente sanguíneo, a través del brazo, un tinte fluorescente que se une a las células de la retina, e ilumina aquellas que están en proceso de apoptosis, una forma de muerte celular programada. Las células dañadas aparecen de color blanco brillante cuando se ven en los exámenes oculares: cuantas más células dañadas se detectan, mayor será el recuento de DARC. El desacuerdo entre los especialistas a la hora de ver las mismas exploraciones, uno de los principales problemas que se encuentran los médicos cuando evaluan enfermedades oculares, se ha intentado paliar con el uso de un algoritmo de inteligencia artificial. Y ha funcionado.

Cuanto antes, mejor

En un ensayo clínico, la inteligencia artificial se utilizó para evaluar a 60 de los participantes del estudio (20 con glaucoma y 40 sujetos sanos). Los investigadores fueron capaces de predecir con precisión el daño glaucomatoso progresivo 18 meses antes que se viera con la tecnología de imágenes de tomografía de retina, que es el estándar actual. "Estos resultados son muy prometedores, ya que muestran que el DARC podría utilizarse como biomarcador cuando se combina con el algoritmo asistido por la inteligencia artificial", señala Cordeiro, que añade que los biomarcadores, indicadores biológicos medibles del estado o la gravedad de la enfermedad, son urgentemente necesarios para el glaucoma, para acelerar los ensayos clínicos a medida que la enfermedad progresa lentamente para que los síntomas cambien.

"Una manera rápida, automatizada y altamente sensible de identificar qué personas con glaucoma están en riesgo de progresión rápida a la ceguera"

"Ser capaz de diagnosticar el glaucoma en una etapa anterior, y predecir su progresión, podría ayudar a las personas a mantener su vista, ya que el tratamiento es más exitoso si se proporciona en una etapa temprana de la enfermedad", señalan las autores del estudio, que se publica en la revista científica 'Expert Review of Molecular Diagnostics'. “Después de más investigaciones en estudios longitudinales, esperamos que nuestra prueba pueda tener aplicaciones clínicas generalizadas para el glaucoma y otras enfermedades".

Y es que los investigadores están aplicando la prueba para detectar rápidamente el daño celular causado por numerosas afecciones distintas del glaucoma, como otras enfermedades neurodegenerativas que implican la pérdida de células nerviosas, incluida la degeneración macular relacionada con la edad, la esclerosis múltiple y la demencia. También se está evaluando la prueba DARC en personas con enfermedades pulmonares y se espera que a finales de este año, la prueba pueda ayudar a evaluar a las personas con dificultades respiratorias a causa del covid-19.

Inteligencia Artificial Tecnología Medicina Enfermedades Oftalmología
El redactor recomienda