PERMITE RECORDAR EXPERIENCIAS NEGATIVAS

Encuentran la molécula que nos enseña a aprender de nuestros errores

Se ha identificado que la inactivación del gen responsable de Neuromedin U, presente también en los humanos, cambia el comportamiento de los gusanos

Foto: Nuestras malas experiencias condicionan nuestro comportamiento
Nuestras malas experiencias condicionan nuestro comportamiento

Neurobiólogos de la universidad KU Leuven (Bélgica) han descubierto que la molécula de señalización Neuromedin U juega un papel crucial en nuestro proceso de aprendizaje, ya que permite al cerebro recordar experiencias negativas y aprender de errores del pasado.

Nuestro proceso de aprendizaje se basa mucho en recuerdos desagradables o negativos. Por ejemplo, si determinada comida o bebida nos ha sentado mal, trataremos de evitarla; y si una situación nos ha parecido desagradable o incómoda, haremos lo posible por no repetirla. Este hecho ha fascinado a los científicos durante muchos años y ahora científicos de la universidad belga han querido arrojar algo de luz sobre los procesos biológicos que se desencadenan en ese proceso.

Los investigadores estudiaron el gusano C. elegans y encontraron que la proteína Neuromedin U, que actúa como una molécula de señalización que permite que las neuronas se comuniquen entre sí, juega un papel clave en el recuerdo negativo. "La comunicación entre las células cerebrales es sorprendentemente similar entre los gusanos y los seres humanos", explica a Neuroscience News la profesora Isabel Beets. "Mientras que los gusanos C. elegans sólo tienen alrededor de 300 neuronas, sus cerebros producen muchas moléculas de señalización que son similares a las del cerebro humano. Por lo tanto, al estudiar C. elegans también podemos aprender más sobre el cerebro humano".

Modelo muy similar al humano

Además, el gusano es capaz de aprender de experiencias pasadas, añade Beets. "Los gusanos son intrínsecamente atraídos por la sal porque la asocian con la presencia de alimentos. Sin embargo, si entran en contacto con la sal cuando no hay alimentos, esto resulta en una asociación negativa. En otras palabras, el gusano preferirá evitar la sal".

"La molécula de señalización Neuromedin U juega un papel crucial en el aprendizaje, la memoria y en la recuperación de recuerdos negativos"

La inactivación del gen responsable de Neuromedin U cambia el comportamiento de los gusanos, señala Jan Watteyne, estudiante de doctorado y autor principal del estudio, que se publica en la revista científica 'Nature Communications'. "Encontramos que la proteína juega un papel muy específico en el proceso de aprendizaje: asegura que el gusano es capaz de aprender de experiencias pasadas. Si el gusano se encuentra con un ambiente salado sin alimentos, evitará la sal en futuras ocasiones. Sin embargo, si bloqueamos temporalmente Neuromedin U, el gusano olvida esta primera experiencia y será atraído por la sal de nuevo. Esto significa que la proteína no ayuda a hacer la asociación, pero sí ayuda a recordarla".

"Está claro que la molécula de señalización Neuromedin U juega un papel crucial en el aprendizaje y la memoria, y, más específicamente, en la recuperación de recuerdos negativos. Esto nos lleva a sospechar que otras moléculas similares, los llamados neuropéptidos, también realizan estas funciones específicas", añade Watteyne. "Nuestros hallazgos en gusanos son un buen punto de partida para seguir investigando las funciones cognitivas de otros animales. Sabemos que Neuromedin U también se encuentra en muchos otros organismos y en el cerebro humano", concluye la profesora Liliane Schoofs.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios