ENGAÑO A TRAVÉS DEL GEN TPRK

Descubren el truco genético que usa la sífilis para evitar al sistema inmunitario

Investigadores estadounidenses han desvelado que la sífilis utiliza un truco genético para escapar del sistema inmunitario y lograr ocultarse en el cuerpo durante décadas

Foto: La bacteria Treponema pállidum, responsable de causar sífilis. (CDC / Dr. David Cox)
La bacteria Treponema pállidum, responsable de causar sífilis. (CDC / Dr. David Cox)

Investigadores estadounidenses han desvelado que la sífilis utiliza un truco genético para escapar del sistema inmunitario y lograr ocultarse en el cuerpo durante décadas. La culpa la tiene la bacteria que causa la sífilis, denominada Treponema pallidum, que usa el ADN de un gen para evitar al sistema inmunitario. Este hallazgo podría ayudar a explicar cómo logra evadir la vigilancia de nuestras defensas y por qué vuelve a infectar a personas que ya han sufrido sífilis y deberían haber adquirido cierta inmunidad.

Se estima que en todo el mundo hay seis millones de nuevos casos de sífilis entre adultos. La infección es responsable de aproximadamente 300.000 muertes fetales y neonatales al año. No obstante, a pesar de su importancia como causa de la enfermedad, se sabe relativamente poco sobre la biología de Treponema pallidum. Una razón de esto es que hasta hace poco era imposible cultivar esta bacteria en un plato de laboratorio, lo que impedía aplicar muchas herramientas de laboratorio que ya se utilizaban para estudiar otras bacterias.

Solo un gen

En este estudio, los investigadores de la Universidad de Washington (Estados Unidos) compararon los genomas de las bacterias de la sífilis recolectados de un hombre que había sido infectado cuatro veces. Las muestras se tomaron con una diferencia de seis años durante dos de las cuatro infecciones que sufrió y se quería comprobar si había diferencias en las bacterias entre la primera y la última infección.

La sifilis engaña a nuestro sistema inmune, con lo que evita ser detectada e impide que podamos inmunizarnos ante ella

Estas diferencias podrían revelar cómo los genes de la bacteria habían cambiado y cómo esos cambios podrían haber permitido a la bacteria infectar a una persona cuyo sistema inmunitario ya había visto y montado una respuesta inmune a varias cepas diferentes de sífilis. Sorprendentemente, los investigadores encontraron que había muy pocos cambios entre los genomas de las dos muestras diferentes, excepto un gen. "A través de los alrededor de 1,1 millones de bases de ADN que componen el genoma de la bacteria hubo alrededor de 20 cambios en total. Eso es muy bajo", señala a SciTechDaily Alex Greninger, profesor asistente de Medicina de Laboratorio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, que dirigió el proyecto de investigación. "Pero en este gen, vimos cientos de cambios".

Ese gen, llamado tprK, proporciona las instrucciones para la síntesis de una proteína que se encuentra en la superficie de la bacteria. Las proteínas en la superficie de una bacteria son las que son detectadas más fácilmente por las células inmunes y por lo tanto suelen ser los objetivos principales para el ataque del sistema inmune. Los investigadores demostraron que este gen tprK generaba una diversidad de secuencias de ADN, de otras partes del genoma de la bacteria, que podían intercambiarse hacia dentro y hacia fuera, algo que es conocido como conversión génica y que engaña a la respuesta inmune causando una infección persistente

Amin Addetia, científico del laboratorio de Greninger y autor también del estudio, explica que es como si la bacteria tuviera una baraja de cartas en su genoma de la que puede extraer cualquier naipe y cambiar esencialmente la "mano" de la proteína. Estas sustituciones cambian la apariencia de la proteína en la superficie para permitirle eludir el sistema inmunológico.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios