Desarrollan un análisis de sangre para detectar el cáncer en asintomáticos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
ESTUDIO CON UN ÉXITO LIMITADO

Desarrollan un análisis de sangre para detectar el cáncer en asintomáticos

Logró detectar la enfermedad en algunos tumores que no tienen prueba de detección específica

placeholder Foto: Las tomografías computarizadas son las pruebas más comunes para descartar la existencia de un cáncer. (iStock)
Las tomografías computarizadas son las pruebas más comunes para descartar la existencia de un cáncer. (iStock)

Un estudio realizado a cerca de 10.000 mujeres ha demostrado, por primera vez, que un análisis de sangre puede ayudar a detectar muchos tipos de cáncer en personas asintomáticas y a las que nunca se les ha detectado la enfermedad.

Un equipo de investigadores estadounidenses, liderados por el Johns Hopkins Kimmel Cancer Center en Baltimore, ha demostrado que es posible utilizar un análisis de sangre para la detección de tumores de manera temprana, cuando aún no se haya producido ningún tipo de síntomas. Para demostrarlo, allá por 2016, comenzaron el seguimiento de 9.900 mujeres, logrando detectar 26 tumores, permitiendo en algunos casos la aplicación de tratamientos con potencial curativo.

Foto: La nueva tecnología permitirá detectar hasta 13 tipos de cáncer con una sola gota de sangre. (EFE)

A través de biopsias líquidas, los investigadores buscaron en la sangre rastros de mutaciones frecuentes asociadas con determinados tumores. Después, para confirmar la existencia y localización del tumor, se usaron tomografías computarizadas por emisión de positrones. "Creemos que es factible", señala Nickolas Papadopoulos, coautor del estudio y oncólogo de la Universidad Johns Hopkins, en declaraciones recogidas por Medical Xpress. Utilizándolo junto con los métodos de cribado estándar "duplicó los cánceres que se detectaron".

Detectó 26 de 96 tumores

No obstante, la prueba también obvió muchos más cánceres de los que encontró y generó algunas falsas alarmas que llevaron a procedimientos de seguimiento innecesarios. Sólo se estudió en mujeres de 65 a 75 años de edad y necesita ser probado en hombres, otras edades y grupos más diversos. En el experimento realizado a casi 10.000 mujeres estadounidenses, que se publica en la revista 'Science', se diagnosticaron un total de 96 cánceres. De ellos, los exámenes habituales detectaron 24 y el análisis de sangre ayudó a encontrar a otros 26. Los 46 restantes se descubrieron porque aparecieron los síntomas o se descubrió el cáncer de otras maneras, como con una prueba de diagnóstico diferente.

"Puede ser complementario a las pruebas de detección estándar y supone un beneficio cánceres que no tienen ningún test de detección actual"

Algo muy positivo fue que la prueba identificó cánceres en 10 órganos diferentes, siete de los cuales actualmente no tienen pruebas de detección estándar y que localizó algunos tumores antes de metástasis clínicamente evidentes. "Este estudio representa un momento seminal en la detección del cáncer", señalan los autores. "Por primera vez, se ha empleado un análisis de sangre en un entorno del mundo real y ha sido capaz de duplicar el número de cánceres identificados. Además, hemos visto que puede ser complementario a las pruebas de detección estándar existentes y supone un beneficio para muchos tipos de cánceres, como de ovario o de riñón, que no tienen ningun test de detección actualmente".

Los científicos que han valorado el estudio coinciden en afirmar que es un paso adelante en la detección temprana de diferentes tipos de cáncer, aunque es necesaria más investigación para aumentar su efectividad y, de esa manera, convertirla en un referente en la lucha contra la enfermedad. La mayoría de los cánceres a menudo se detectan demasiado tarde, y solo después de que las personas comienzan a experimentar síntomas. Estos cánceres "detectados por síntomas" suelen coincidir con enfermedad metastásica en etapa tardía y sus posibilidades de curación disminuyen.

Cáncer Enfermedades
El redactor recomienda