BAJA TASA DE SANITARIOS CON ANTICUERPOS

La inmunidad de rebaño no nos devolverá a la calle: "Será un camino muy largo"

Los primeros test serológicos indican que el porcentaje de población inmunizada contra el Covid-19 es insignificante

Foto: Dos enfermeras saludan desde las ventanas de La Paz, en Madrid. (Reuters)
Dos enfermeras saludan desde las ventanas de La Paz, en Madrid. (Reuters)

Conseguido el objetivo principal de la pandemia, aplanar la curva de contagios, España empieza a mirar a la siguiente fase: el desconfinamiento. Pese a que el Gobierno todavía no ha definido los tiempos, todas las opciones que se valoran pasan por una vuelta a la normalidad de forma escalonada. Para decidir cómo se darán estos pasos, los científicos consideran clave la información de unas pruebas que están comenzando a realizarse masivamente en nuestro país: los test serológicos.

A diferencia de los rápidos y los PCR, que se usan para buscar la presencia del Covid-19 o sus proteínas en la sangre, los test serológicos están diseñados para detectar la presencia de anticuerpos contra el virus en un organismo. Sirven, por tanto, para conocer qué porcentaje de la población dispone de defensas contra el coronavirus y cuánto de lejos estamos de conseguir la ansiada inmunidad de rebaño. El ministerios de Sanidad ha repartido dos millones de test entre las comunidades para testar al personal sanitario y conseguir así una idea aproximada de cómo está la situación, a los que hay que sumar los que dispone cada autonomía.

Los primeros resultados de estos test, que se están realizando a escala mundial, apuntan a que estamos muy lejos de alcanzar la inmunidad colectiva: "Es fundamental recordar que se necesita al menos un 50% de la población inmune al virus para conferir inmunidad de grupo y conseguir así que la transmisión vaya decreciendo en la población" dice Mar Velarde, epidemióloga del Instituto Suizo de Medicina Tropical (Swiss TPH) en Basilea y una de las primeras voces autorizadas, a comienzos de marzo, en reclamar al Gobierno medidas drásticas para contener el virus.

Me sorprenden los resultados, me esperaba encontrar porcentajes entre el 10% y el 20%

En Wuhan, la región de China donde se detectaron las primeras infecciones por Covid-19, se han practicado miles de test serológicos sobre 5.600 médicos, personal sanitario y visitantes sanos, que no han pasado la enfermedad. Los resultados tienen una lectura positiva y otra negativa. La buena es que, como sabíamos, se han encontrado anticuerpos en muchos profesionales que ni siquiera sabían que habían sufrido la enfermedad, lo que indica que existe un porcentaje notable de casos que cursan sin síntomas entre los infectados. La parte mala es que el número de sanitarios y visitantes con anticuerpos se establece entre el 2% y el 3% de los estudiados. "Hay un largo camino hasta la inmunidad de rebaño", dice Wang Xinghuan, director del hospital de Zhongnan, a The Wall Street Journal.

Una explicación sencilla podría pasar por creer que los sanitarios chinos han estado mucho mejor protegidos que en otros países como Holanda, donde las tasas de infección rondan el 28%, pero no es una versión que satisfaga a todos los expertos: "Me sorprende mucho este resultado. Al principio de la epidemia, en Wuhan también tuvieron muchos problemas con la falta de protección del personal sanitario, por eso realmente esperaría que el nivel de sanitarios con anticuerpos estuviera alrededor del 10-20%", dice la epidemióloga Velarde. Los datos de Wuhan suponen un golpe a las esperanzas de superar la enfermedad a medio plazo, ya que, si el porcentaje de inmunes entre quienes tratan intensivamente con el virus es del 2%, sin duda este porcentaje será menor entre el resto de la población, y quizá el único camino hasta la inumunidad de grupo pase por la vacuna.

Anticuerpos neutralizantes

"Yo sí me esperaba ese nivel de positivos en Wuhan, e incluso menos", dice Margarita del Val, viróloga del CSIC. Entonces, ¿por qué el porcentaje es tan bajo? ¿Es posible que los anticuerpos hayan desaparecido en algunos de los infectados? "No, tenemos evidencia de muchas infecciones con muchos agentes infecciosos distintos, incluidos los otros coronavirus, y no es así. Sería excepcional, rarísimo, descartable mientras no se demuestre lo contrario. E incluso si hubiesen hecho pocos anticuerpos, también habrían hecho una respuesta inmune celular de memoria, que es otro marcador de exposición a la infección (que no han medido), y que también contribuye a la protección", afirma Del Val.

Del Val, que trabaja en ensayos con linfocitos T citotóxicos, los que destruye a las células infectadas, descarta por completo el fenómeno de la reinfección: "No es una pregunta pertinente: si no tienen anticuerpos, en principio es que no han estado infectados. Si se infectan, sería su primera infección". Sin embargo, algunos informes de China y Corea del Sur sostienen que algunos pacientes que pasaron la enfermedad han vuelto a reinfectarse. Esto podría suceder porque una nueva infección o porque el virus ha quedado latente en su organismo", dice Mar Velarde. "La realidad es que, en este momento, es completamente desconocido el nivel de protección que tienen las personas que ya han pasado la enfermedad".

La policía de Vigo, en un control para vigilar que se cumpla el confinamiento. (EFE)
La policía de Vigo, en un control para vigilar que se cumpla el confinamiento. (EFE)

En esta línea se expresó hace unos días Mike Ryan, experto del departamento de emergencias de la OMS: "A tenor de las pruebas recogidas en todo el mundo, la OMS no está segura de que la presencia de anticuerpos suponga una protección completa contra el coronavirus". Desde la institución temen que solo una parte de las personas sean capaces de, por así decirlo, incluir el Covid-19 en su catálogo de anticuerpos.

"Los test serológicos miden dos tipos de anticuerpos: los IgM y los IgG. La detección de IgM suele detectar la presencia de una infección activa, y la de los IgG, que se ha pasado por ella antes", dice la epidemióloga. Cuando existen anticuerpos IgG, significa que el organismo recuerda cómo ha de combatir ese tipo de virus y, en teoría, dispone de recursos para neutralizarlo. Es precisamente esta capacidad de neutralización la que pone en duda la OMS: "No hay evidencia de que los supervivientes al coronavirus generen inmunidad", dice la investigadora de la institución Maria Van Kerkhove. La OMS, además, considera que la vigencia de los anticuerpos se cifra en torno a diez meses y que no necesariamente tendrían que ser efectivos con las mutaciones de este tipo de coronavirus.

En otros casos de coronavirus, la evidencia muestra que, cuanto mayores son los síntomas, más duran los anticuerpos detectables en el organismo. Así las cosas, la inmunidad de rebaño, la estrategia por la que apostaron Reino Unido o Suecia para luchar contra el coronavirus, parece inalcanzable sin una vacuna.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios