La peculiar manera que ha descubierto la ciencia para saber la edad del tiburón ballena
  1. Tecnología
  2. Ciencia
LAS PRUEBAS NUCLEARES, LA CLAVE

La peculiar manera que ha descubierto la ciencia para saber la edad del tiburón ballena

Estos animales, que pesan unas 20 toneladas y miden hasta 18 metros, son capaces de sobrevivir entre 100 y 150 años

Foto: Un tiburón ballena. Foto: EFE WWF
Un tiburón ballena. Foto: EFE WWF

Estimar la edad de los tiburones ballena, una especie marina en peligro de extinción, ha sido siempre complicado. Ahora, científicos internacionales han descubierto una manera inusual de averiguarla: gracias a los datos de las pruebas nucleares realizadas durante la Guerra Fría.

Un grupo de investigadores australianos, estadounidenses e islandeses han publicado en la revista científica 'Frontiers in Marine Science' su particular método para averiguar la edad de este animal, algo que, sostienen, "ayudará a garantizar la supervivencia" del tiburón ballena, el pez más grande del mundo.

Foto: El calamar gigante medía 4 metros de longitud y pesaba 110 kilos (Foto: NIWA)

Los tiburones ballena pueden alcanzar hasta los 18 metros de longitud, pesan, de media, unas 20 toneladas y llaman la atención por sus pintas blancas. Estos peces son bastante longevos, pero la ausencia de unas estructuras óseas llamadas otolitos, que son las que se usan para determinar la edad del resto de peces, impide conocer su edad con exactitud.

El desconocimiento de cómo envejecen resulta fundamental para los científicos a la hora de comprender sus tasas de crecimiento, información que se considera crucial para salvar a la especie a largo plazo. Ahora, los investigadores han hallado una manera mucho más precisa de determinar la verdadera edad de los tiburones ballena.

Presencia de Carbono-14

Según señalan en su estudio, citado por BBC, desde finales de la década de los 40, varias naciones, como Estados Unidos, Unión Soviética, Gran Bretaña, Francia y China, llevaron a cabo pruebas con bombas atómicas en diferentes emplazamientos frente a Indonesia. Un efecto secundario de todas estas explosiones fue la duplicación de un tipo de átomo, o isótopo, llamado Carbono-14 en la atmósfera.

Con el tiempo, cada ser vivo en el planeta ha absorbido este carbono 14 adicional que aún persiste. Los científicos conocen la velocidad a la que este isótopo decae, con lo que se convierte en un marcador muy útil para determinar la edad del tiburón ballena.

"Tenemos un marcador de tiempo dentro de las vértebras con el que calcular la periodicidad con la que esos isótopos se descomponen"

Así, cuanto más viejo es el animal, menos Carbono-14 se espera encontrar en él. "Cualquier animal que estuviera vivo incorporó ese pico de Carbono-14 en sus partes duras", señala el autor, Mark Meekan, del Instituto Australiano de Ciencias Marinas en Perth. "Eso significa que tenemos un marcador de tiempo dentro de las vértebras con el que podemos calcular la periodicidad con la que esos isótopos se descomponen".

Tomando muestras de especímenes muertos encontrados en Pakistán y Taiwán, el estudio concluye que que estas criaturas viven un tiempo increíblemente largo. "La longevidad absoluta de estos animales podría ser muy alta, posiblemente entre 100 y 150 años de edad", explica Meekan.

"Esto tiene enormes implicaciones para la especie. Sugiere que estos animales son muy vulnerables a la sobreexplotación (pesca intensiva)". Al poder estimar con precisión la edad de los tiburones ballena, los científicos podrán proporcionar una orientación más precisa sobre la evolución de la población y cómo regular su pesca.

Animales Guerra Fría Tiburón Nuclear Pesca
El redactor recomienda