PRIMER ORGANISMO CON SIMETRÍA BILATERAL

No venimos del mono, sino del gusano. Conoce a nuestro padre, el Ikaria wariootia

Vivió hace 555 millones de años y contaba con parte delantera y trasera y aberturas (al estilo de una boca y un ano) conectadas por un intestino

Foto: Representación del Ikaria wariootia. Foto: REUTERS
Representación del Ikaria wariootia. Foto: REUTERS

Geólogos estadounidenses han hallado el primer organismo con simetría bilateral y que vivió hace 555 millones de años. Bajo el nombre de Ikaria wariootia, se cree que es el primer antepasado de cualquier criatura viviente, incluido el ser humano.

Este gusano, que ha sido hallado por científicos de la Universidad de California en Riverside (Estados Unidos), es la primera criatura cuyo cuerpo tenía una parte delantera y una trasera, dos lados simétricos y aberturas en cada extremo, conectadas por un pequeño intestino.

Los científicos habían descubierto anteriormente organismos multicelulares con formas variables, como esponjas y esteras de algas, como, por ejemplo, los miembros del grupo Ediacaran Biota, que cubren los fósiles más antiguos de organismos multicelulares complejos. Estos no están directamente relacionados con los animales de hoy en día ya que carecen de los rasgos elementales de la mayoría de los animales, como la boca o el intestino.

El gusano más complejo

El desarrollo de la simetría bilateral fue un paso crítico en la evolución de la vida en la Tierra, dando a los organismos la capacidad de moverse con determinación y una forma común y exitosa de organizar sus cuerpos, que desembocó en la formación de un sistema nervioso. Según los propios autores, una gran cantidad de animales, como gusanos, insectos, dinosaurios o humanos, se organizan alrededor de este mismo plan básico del cuerpo bilateral.

Según los investigadores, tenía un movimiento dirigido, se alimentaba y evacuaba, pudiendo ser el primer animal con este tipo de características

La investigación, publicada en la revista científica 'Proceedings of the National Academy of Sciences', estima que el tamaño de Ikaria wariootia, cuyos restos se han encontrado en Australia, es de entre dos a siete milímetros de largo y hasta 2,5 mm de ancho, siendo el ejemplo más grande conocido del mismo tamaño que un grano de arroz. A través de un escáner láser tridimensional, los investigadores descubrieron la forma regular y consistente de un cuerpo cilíndrico con cabeza y cola distintas y una musculatura ligeramente anillada. Pensamos que estos animales deberían haber existido durante este intervalo, pero siempre entendimos que serían difíciles de reconocer, señala a SciTechDaily Scott Evans, investigador de la Universidad de California en Riverside. "Una vez que tuvimos la tecnología de escaneo 3D supimos que habíamos hecho un descubrimiento importante".

Boca e intestinos, claves

A pesar de su forma relativamente simple, Ikaria wariootia resulta un gusano bastante complejo en comparación con otros fósiles de este período. Se enterraba en capas de arena oxigenada en el fondo del océano en busca de materia orgánica, lo que sugiere que poseía capacidades sensoriales rudimentarias. La profundidad y la curvatura de este animal confirman extremos delanteros y traseros distintos, lo que explica el movimiento dirigido que se ha encontrado en las madrigueras donde se ha hallado. La evidencia de desplazamiento en las madrigueras y los signos de que el organismo se alimentaba de materia orgánica enterrada parecen demostrar que Ikaria wariootia tenía boca, ano e intestino.

"Ikaria wariootia es el fósil más antiguo que tenemos con este tipo de complejidad", explica Mary Droser, profesora de geología de la universidad estadounidense. "Dickinsonia (un enigmático organismo que vivió hace 550 millones de años) y otra serie de organismos similares probablemente fueron callejones sin salida en materia evolutiva".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios