LA FALTA DE INFORMACIÓN, LO PEOR

¿Qué sabes del Covid-19? Un estudio señala que nunca será suficiente

Una investigación analiza cómo las personas buscan y procesan la información cuando hay tanta incertidumbre

Foto: Buscar información sobre el virus, una tendencia actual. Foto: EFE Jeffrey Arguedas
Buscar información sobre el virus, una tendencia actual. Foto: EFE Jeffrey Arguedas

Con la crisis del coronavirus totalmente instaurada en nuestro país, estamos ávidos de información de cómo evoluciona la enfermedad, sus síntomas, su capacidad de contagio, las personas que están afectadas, el porcentaje de mortalidad, etc.

No obstante, un estudio sugiere que el exceso de información no es tan beneficioso como podría parecer. Según este informe, realizado sobre el virus del Zika pero que los autores señalan que es extrapolable al Covid-19, las personas que se reconocen como grandes conocedoras de una enfermedad infecciosa también son más propensas a creer que no saben lo suficiente.

"El virus del Zika y el coronavirus tienen cosas importantes en común", señala a Neuroscience News Shelly Hovick, coautora del estudio y profesora asistente de comunicación en la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos). "En ambos casos, están envueltos en incertidumbre y han recibido mucha atención de los medios de comunicación. Nuestra investigación analiza cómo las personas buscan y procesan la información cuando hay tanta incertidumbre".

La información es poder... o no

Los investigadores descubrieron que cuantas más personas creían saber sobre la enfermedad, más se daban cuenta de que no sabían lo suficiente. "Con el virus del Zika, incluso los propios expertos no sabían mucho en ese momento. Eso es lo mismo que estamos viendo con el coronavirus, y eso da miedo a la gente, que cree que está en riesgo", añade Austin Hubner, autor principal del estudio y estudiante de doctorado en comunicación en la Universidad Estatal de Ohio.

"Incluso si los datos sugieren que una persona está en situación de riesgo bajo, la falta de información hace que sienta que está en alto riesgo"

En su experimento, los investigadores realizaron encuestas a casi 500 personas en edad fértil que vivían en Florida. La razón de este tipo de voluntario se debió a que Florida fue el estado que tenía más casos de infectados en los Estados Unidos por el virus del Zika y a la propia peculiaridad del virus.Aunque la mayoría de las personas infectadas con Zika no tienen síntomas, las mujeres embarazadas infectadas tienen una mayor probabilidad de que sus hijos nazcan con un defecto congénito específico. El Zika se transmite principalmente por mosquitos, pero también puede transmitirse por relaciones sexuales y a través de transfusiones de sangre.

En la encuesta, se preguntó a los participantes sobre sus conocimientos y actitudes para buscar información, cómo procesaron lo que aprendieron sobre el virus del Zika y sus planes para buscar más información.Como parece lógico, las participantes que estaban embarazadas o querían quedarse en estado (y los hombres cuyas parejas estaban en esas situaciones) tenían más miedo y se sentían más en riesgo por la enfermedad. Pero no fueron los únicos que se sintieron preocupados por el Zika. "Incluso si los datos sugieren que una persona está en situación de riesgo bajo, la falta de información puede hacer que sienta que está en alto riesgo".

Los hallazgos de los investigadores demostraron que las personas que tenían la sensación de no saber demasiado sobre el Zika no tenían la intención de pasar más tiempo que otras personas buscando información. Eso fue, probablemente, porque se dieron cuenta de que no había más información disponible, señala Hovick. Eso sí, la poca información que buscaban/recibían la procesaban durante más tiempo. Esto sugiere que es importante que las agencias de salud pública actualicen continuamente al público sus informaciones al respecto de la enfermedad. La razón es que, según las conclusiones de esta investigación, aquellos que están preocupados por enfermedades como el coronavirus son propensos a procesar la información que encuentran profundamente, pero no a buscar información por sí mismos.

También es más probable que los participantes busquen información sobre el virus si creen que otras personas esperan que lo hagan o si otros individuos a los que valoran lo hacen. "Debemos procurar no sólo proporcionar información, sino también dar forma a los mensajes que animen a las personas a mantenerse al tanto de la situación, particularmente en entornos de alta incertidumbre", concluye Hovick.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios