VÍNCULO CON EL LORIS PEREZOSO

Tu alergia al gato tiene una curiosa historia detrás (contada por un lejano primate)

Científicos han descubierto que el veneno de un primate tiene muchas similitudes con el que que provoca alergia a los humanos

Foto: Los gatos usan el mismo tipo de veneno que el loris perezoso. Foto: Pixabay
Los gatos usan el mismo tipo de veneno que el loris perezoso. Foto: Pixabay
Autor
Tiempo de lectura3 min

La alergia a los gatos y un primate venenoso tienen una relación científica. Investigadores australianos la han encontrado, sugiriendo que quizás los antecesores de los gatos lo que querían es mantenernos alejados de ellos.

En la ciencia ocurre multitud de veces. Se investiga una cosa y, finalmente, se descubre otra. Esto es lo que les ha pasado a un grupo de investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, que estaba estudiando al loris perezoso, un primate que vive en el sudeste de Asia y que llama la atención por su forma de defenderse de sus depredadores.

Tienen aspecto de simpáticos y amigables, casi como si fueran unos peluches, pero dentro de su boca esconden hileras de dientes diminutos y afilados que se utilizan tanto para desgarrar presas pequeñas y para mantener a raya a los depredadores y competidores. Además, cuando están amenazados, se lamen unas glándulas escondidas en sus axilas y añaden veneno a su mordisco, algo que potencia la peligrosidad de su ataque.

Un veneno peligroso

"Generalmente los loris perezosos usan su veneno para luchar con otros loris perezosos, causando heridas muy lentas de curar", señala a Science Alert el biólogo Bryan Fry, de la Universidad de Queensland. "Pero, cuando los humanos son mordidos, la víctima mostrará síntomas como si estuviera sufriendo un shock alérgico". Esos síntomas pueden incluir dificultad para respirar, sangre en la orina, dolor extremo y, en el peor de los casos, un shock anafiláctico.

"La alergia humana a los gatos es tan frecuente que sería una coincidencia notable si esto no fuera un arma defensiva evolucionada"

Ese veneno incluye más de doscientas sustancias, muchas de las cuales ya se han identificado, pero hay otras muchas proteínas que todavía no estaban documentadas. Así, Fry y su equipo decidieron secuenciar su ADN para aprender más sobre su origen y toxicidad.

La sorpresa llegó cuando descubrieron que muchas de ellas no eran desconocidas para la ciencia: también están en los gatos. "Analizamos la secuencia de ADN de la proteína en el veneno de loris perezoso, descubriendo que es prácticamente idéntica a la proteína alergénica de los gatos", sostiene Fry. "Los gatos secretan y se recubren con esta proteína, y eso es a lo que reaccionas si eres alérgico a ellos".

Loris perezoso. Foto: Wikipedia
Loris perezoso. Foto: Wikipedia

"La alergia humana a los gatos es tan frecuente que sería una coincidencia notable si esto no fuera un arma defensiva evolucionada, como la misma proteína utilizada por los loris perezosos", añade Fry. "Tu gato no lo sabe, pero puede haber evolucionado una defensa tóxica para mantener a los depredadores (y ahí estamos nosotros) lo más lejos posible de él".

Reconociendo que el vínculo es bastante especulativo y exige de estudios más profundo, el descubrimiento tiene importantes implicaciones para mapear los procesos inmunológicos que evitan la curación de las mordeduras de los loris perezosos y para desarrollar mejores tratamientos y medicamentos para la alergia a los gatos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios