EVITA SOBRECALENTAMIENTOS

Fabrican una mano robótica que "suda" para mantenerse fresca

La solución habitual para mantener estos robots a la temperatura adecuada es un ventilador interno, que añade peso y abultamientos no deseados

Foto: Mano robótica capaz de lanzar agua para bajar su temperatura. Foto Universidad de Cornell
Mano robótica capaz de lanzar agua para bajar su temperatura. Foto Universidad de Cornell

Científicos de la Universidad de Cornell (Estados Unidos) han creado una mano robótica que imita el movimiento de una mano humana y que es capaz de sudar para mantenerse fresca. Los investigadores desarrollaron la mano del robot a partir de actuadores controlados hidráulicamente "como dedos", que tienen pequeños agujeros que pueden secretar agua para regular su propia temperatura.

Robert Shepherd, profesor asociado de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial en Universidad de Cornell, que ha dirigido el proyecto, ha señalado a CNN que el sobrecalentamiento era un desafío particular en robots hechos de materiales "blandos", como es el caso de esta mano robótica.

Esto se debe a que los materiales sintéticos flexibles mantienen el calor de los motores internos que funcionan con el robot, a diferencia de los metales, que disipan el calor rápidamente. La solución habitual para mantener estos materiales frescos es un ventilador interno, que añade peso y abultamientos no deseados.

Múltiples aplicaciones

Con la colaboración de Emmanuel Giannelis, profesor de Ingeniería de la Universidad de Cornell y de T.J. Wallin, científico de investigación en Facebook Reality Labs, desarrollaron un material de hidrogel que exprime el agua a través de una serie de poros diminutos que se dilatan automáticamente cuando la temperatura alcanza los 30 grados y se cierran cuando ésta cae por debajo. Esto permite el uso del robot por largos periodos de tiempo sin que se produzca sobrecalentamiento.

"La biología nos ha proporcionado una excelente guía como ingenieros"

"La capacidad de sudar es una de las características más notables de los humanos", señala Wallin. "Sudando (el robot) aprovecha la pérdida de agua evaporada para disipar rápidamente el calor y puede enfriarse por debajo de la temperatura ambiental. Así que, como suele ser el caso, la biología nos proporcionó una excelente guía como ingenieros".

Los investigadores, que han publicado su trabajo en la revista científica 'Science Robotics', sostienen que este hallazgo puede tener más usos en la robótica del futuro. "Las excreciones de fluidos podrían utilizarse para cambiar la fricción entre las superficies y permitir un movimiento suave, particularmente útil para dirigir la locomoción de los robots que se arrastran o se deslizan".

Los investigadores, sin embargo, encontraron que la invención presenta un desafío potencial: hay una necesidad de robots para reponer el suministro de agua, lo que significa que un día los robots también pueden necesitar "beber" como mamíferos, así como sudar como ellos, para mantenerse frescos. Similar a los animales que ingieren alimentos y agua de su entorno para sostener su actividad termorregulada, nuestro sistema requierá un medio para reponer el agua perdida durante una operación prolongada", concluyen los investigadores.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios