Pierde un pulgar y el hospital le opera para sustituírselo por el dedo gordo del pie
  1. Tecnología
  2. Ciencia
MEJORES BENEFICIOS FUNCIONALES Y COSMÉTICOS

Pierde un pulgar y el hospital le opera para sustituírselo por el dedo gordo del pie

Ambos comparten una estructura y rango de movimientos similares, así como piel y uñas capaces de pellizcar

placeholder Foto: David Lee, con su nueva mano. Foto: Vimeo
David Lee, con su nueva mano. Foto: Vimeo

David Lee es un zapatero que perdió su pulgar mientras trabajaba y al que, tras ser operado con éxito, se le ha reemplazado el dedo que le faltaba por un dedo gordo de su propio pie.

Lee estaba, hace cerca de un año, recortando el talón de un zapato cuando, por el corte, perdió su dedo pulgar. "De inmediato, supe que era algo malo y me preocupé de no poder arreglar zapatos de nuevo", señala Lee en un comunicado citado por Live Science. "Lloré mientras lo pensaba, creí que iba a perder mi tienda".

Toe-rrific hand surgery saves cobbler David's career after accident from UHDB Communications on Vimeo.

No obstante, tras ser derivado al Royal Derby Hospital en Derby (Reino Unido), Lee se enteró de que había una posibilidad de recuperar su pulgar, aunque no de la manera más convencional, a través de una técnica conocida como "reconstrucción dedo del pie-pulgar" que solo es ofrecida a aquellos pacientes que han perdido la mayor parte del pulgar, "generalmente hasta el nudillo".

Lo más parecido

"Hay muchas maneras diferentes de reconstruir los pulgares, pero el uso del dedo gordo del pie da los mejores beneficios funcionales y cosméticos, ya que es lo más parecido a un pulgar en el cuerpo", señala Jill Arrowsmith, una de las cirujanas de la mano que realizaron la operación de Lee.

Amputar el dedo gordo del pie puede reducir la potencia a la hora de saltar, pero los pacientes continúan caminando con normalidad

Una vez que Lee tuvo la seguridad de que podría seguir trabajando con normalidad con esta operación, decidió seguir adelante con la intervención. Y es que, según los expertos, para los pacientes que pierden todo su pulgar, sólo este tipo de transferencia puede proporcionarles una "función óptima en lugar de adecuada".

Foto: Diabetes. Foto: Pixabay

Los dedos de los pies sirven como un sustituto casi perfecto para los dedos de la mano porque ambos comparten una estructura y rango de movimientos similares, así como piel y uñas capaces de pellizcar. La extracción del dedo gordo del pie deja una deformidad obvia en el pie del donante y puede reducir la potencia del paciente a la hora de saltar, pero generalmente, los pacientes continúan caminando con normalidad después de la intervención.

Lee se sometió al procedimiento cinco días después de su accidente, y la operación tardó 10 horas en completarse. Durante la cirugía, Arrowsmith y sus colegas le amputaron uno de sus dedos gordos y le colocaron el dígito en la mano. Tras esto, los especialistas del hospital estuvieron meses trabajando con Lee, a través de terapia de rehabilitación, para restaurar su movilidad en la mano y llevar la fuerza de agarre a niveles normales.

Cirugía plástica Medicina Medicina regenerativa Trasplante
El redactor recomienda