Un grupo de fotógrafos aficionados descubre un nuevo tipo de aurora boreal
  1. Tecnología
  2. Ciencia
TIENE FORMA DE DUNAS

Un grupo de fotógrafos aficionados descubre un nuevo tipo de aurora boreal

Este nuevo fenómeno es causado por ondas de oxígeno que fluyen a través de una corriente de partículas solares

Foto: El nuevo tipo de aurora boreal. Foto: Kari Saari / Universidad de Helsinki
El nuevo tipo de aurora boreal. Foto: Kari Saari / Universidad de Helsinki

Una colaboración entre un equipo de fotógrafos aficionados y físicos espaciales ha descubierto una nueva forma de aurora boreal que aparece en el cielo en forma de dunas, un fenómeno hasta ahora desconocido.

Las auroras boreales se producen cuando partículas cargadas, como los electrones, son expulsadas por el sol y canalizadas hacia los polos de la Tierra por el campo magnético de nuestro planeta. Allí interactúan con los gases de la atmósfera, aumentando su energía y liberándose posteriormente en forma de luz.

Foto:

Este nuevo descubrimiento no parece encajar dentro de ninguna categoría establecida de aurora y se acaba de documentar gracias al trabajo conjunto de aficionados a la fotografía y astrónomos profesionales en Finlandia.

Esta nueva forma de aurora, que se asemeja a dunas de arena, es causada por ondas de oxígeno que fluyen a través de una corriente de partículas solares. El espectáculo de luces se tiñe uniformemente de verde y se extiende por más de 48 kilómetros y a casi 100 kilómetros de la superficie terrestre, en la parte alta mesosfera.

Los datos, publicados en la revista científica 'AGU Advances', sugieren que estas dunas manifiestan ondas de la atmósfera, posiblemente perforaciones en la mesosfera, que rara vez se detectan y que no se habían observado anteriormente a través de auroras difusas ni en latitudes y altitudes aurorales. Así, estas dunas presentan una nueva oportunidad para investigar el acoplamiento de la atmósfera inferior y media a la termosfera y a la ionosfera.

Por casualidad

Según nos cuenta Science Alert, el descubrimiento, como tantas veces, fue fruto de la casualidad. La física espacial Minna Palmroth, de la Universidad de Helsinki (Finlandia), solicitó a un equipo de observadores de auroras que le enviaran fotografías para la publicación de un libro. Uno de los aficionados que le mandó una imagen le llamó la atención sobre la fotografía de una aurora en particular, que no parecía encajar con ningún tipo conocido, y a la denominó simplemente 'duna auroral'.

Pocos días después de la publicación del libro, los aficionados vieron nuevamente esta forma inusual e inmediatamente informaron a Palmroth y, a partir de ahí, se iniciaron las investigaciones sobre este fenómeno.

Astronomía Finlandia Sol
El redactor recomienda