El método científico para descubrir si te están engañando con el whisky
  1. Tecnología
  2. Ciencia
MÁS DEL 40% ERAN FALSOS

El método científico para descubrir si te están engañando con el whisky

Los investigadores utilizan una técnica basada en el carbono-14 y encontraron que una botella que era de 1863, finalmente era de 2005

placeholder Foto: Unas botellas de whiskey escocés. (EFE)
Unas botellas de whiskey escocés. (EFE)

Un grupo de científicos escoceses han desarrollado un método para probar la autenticidad de la antigüedad de muchos de los whiskeys que se venden en Escocia. Tras el análisis, descubrieron que más del 40% no era tan viejo como prometía,

Los investigadores, del Centro de Investigación Ambiental de las Universidades Escocesas, utilizaron el isótopo del carbono-14 para investigar 221 muestras de whiskey que, en teoría, habían sido destiladas entre 1950 y 2015. "Es una técnica muy, muy precisa", señala a CNN Gordon Cook, profesor de geoquímica ambiental en la Universidad de Glasgow.

Foto: Renunciar al alcohol puede ser el primer paso para poder adelgazar en el nuevo año (EFE/Nic Bothma)

Pero no os llevéis a error, la técnica no contempla probar la preciada bebida alcohólica, sino que se lleva a cabo sin abrir las valiosas botellas. Los investigadores empujan una aguja hipodérmica a través del corcho de la botella y extraen alrededor de un mililitro de líquido. Posteriormente, destilan el alcohol y lo convierten en carbono, que se puede estudiar en un acelerador espectrómetro de masas. Así, son capaces de determinar la edad del líquido, con un margen de error de entre uno y tres años.

Gracias al carbono-14

El carbono-14 es absorbido por la mayoría de los seres vivos, incluida la cebada utilizada para hacer whisky escocés. Las pruebas de armas nucleares atmosféricas en la década de los 50 y principios de los 60 produjeron un aumento en los niveles de carbono-14, que han ido bajando a lo largo de los años, creando una manera en la que los científicos pueden estimar la edad de cualquier cosa. Los whiskyes más antiguos son más difíciles de fechar, según Cook, pero si sus niveles de carbono-14 están por debajo de un cierto nivel, su destilación tendría que haber sido realizada anteriormente a los años 50.

Los investigadores introducen una aguja hipodérmica a través del corcho de la botella y extraen alrededor de un mililitro de líquido

Este trabajo científico se hace para "casas de subastas, destiladores y particulares", sostiene Cook, que confiesa que de las 100 botellas que han analizado en los últimos tres años, más del 40 por ciento han sido falsas, lo que da pistas de la picaresca que se da en este mundillo.

Cook recuerda especialmente el caso de una botella de Talisker que, en principio era de 1863, y que se descubrió finalmente que era de 2005 o posterior. "Si hubiera sido genuino, hubiera valido decenas de miles de euros", añade el investigador. Cook espera que con este tipo de pruebas, los compradores de whiskey, coleccionistas, casas de subastas y productores tengan una herramienta válida que les dé más confianza a la hora de asegurarse de que están pagando un dinero justo por el producto que compran.

Escocia Alcohol Subasta
El redactor recomienda