Así se lucha contra el cáncer en los perros… para ayudar en el futuro a los humanos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
SE DESTINAN MÁS RECURSOS A LOS ANIMALES

Así se lucha contra el cáncer en los perros… para ayudar en el futuro a los humanos

Los científicos apuestan por investigar con nuestras mascotas para aplicar los futuros descubrimientos a las personas

Foto: Las razas puras de perro, como los Golden Retriever, son más propensas a padecer cáncer (Foto: Pixabay)
Las razas puras de perro, como los Golden Retriever, son más propensas a padecer cáncer (Foto: Pixabay)

Nuestras mascotas beben el mismo agua que nosotros, respiran el mismo aire y comparten la mayoría de nuestro día a día. Eso ha llevado a varios científicos a plantearse que la investigación contra el cáncer sería mucho más efectiva si los pacientes fueran perros en vez de los ratones de laboratorio a quienes se introduce la enfermedad de manera artificial.

No solo eso: estos animales tienen mucho más en común con los humanos que los ratones y sus enfermedades suelen estar causadas por las mismas mutaciones genéticas, como sucede con las personas. Por eso, cada vez es más normal encontrar ensayos clínicos en oncología en los que los pacientes son los perros: el objetivo es encontrar tratamientos que funcionen en las mascotas… y que el día de mañana también puedan servir para sus dueños.

Foto: Los incendios que arrasan Australia han matado a casi 500 millones de animales

Amy LeBlanc, oncóloga veterinaria que dirige el Programa de Oncología Comparada en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés), explica a Scientific American que "los perros nos están ayudando a comprender un rompecabezas muy complejo. No solo tenemos más investigación, sino que la sofisticación de esa investigación ha crecido muchísimo".

Mascotas beneficiándose de la investigación

Las cifras no buscan engañar a nadie: los millones de dólares que se dedican a la investigación en el cáncer canino tiene un claro objetivo final, lograr aplicar los nuevos descubrimientos a las personas. Pero, hasta que ese momento llegue, ya han conseguido identificar tratamientos que ayudan a los animales, aprobando el Tanovea-CA1 para combatir el linfoma canino y una nueva vacuna contra el osteosarcoma. Y hay más medicamentos muy avanzados y a punto de llegar a la fase de estudios clínicos.

En 2019 comenzó el ensayo más ambicioso: una vacuna que detendría cualquier tipo de cáncer antes de convertirse en tumor

Al mismo tiempo, están descubriendo nuevas herramientas de diagnóstico y técnicas de tratamiento que la tecnología ha mejorado. Así, consiguen detectar algunos marcadores cancerígenos en los perros con un simple análisis de orina; una biopsia líquida permite diagnosticar cáncer de vejiga, que antes se confundía con cálculos o infecciones; incluso trabajan en atajar el cáncer de pulmón con un nueva técnica de radiación que evita dañar el tejido cercano al tumor.

La investigación genética en los perros también avanza a pasos agigantados y hay quien ve posibilidades increíbles a largo plazo: en 2019 comenzó el estudio clínico veterinario más grande de la historia, probando una vacuna que detendría cualquier tipo de cáncer antes de convertirse en tumor. Participan 800 perros y en un plazo de cinco años comenzaremos a ver sus resultados. Nicole Ehrhart, veterinaria de la Colorado State University, está convencida del éxito de esta y otras investigaciones, que han puesto su objetivo en cómo afecta la edad a los animales a la hora de contraer cáncer: "Si pudiéramos retrasar el envejecimiento, lograríamos un gran impacto sobre estas enfermedades".

Animales Cáncer Mascotas Medicina Investigación Perro
El redactor recomienda