Es noticia
Menú
Batalla en la red sobre el terraplanismo: los argumentos que desmontan (otra vez) el bulo
  1. Tecnología
  2. Ciencia
LA DESINFORMACIÓN ATACA DE NUEVO

Batalla en la red sobre el terraplanismo: los argumentos que desmontan (otra vez) el bulo

Muros de hielo, ausencia de gravedad, las mismas estrellas en el cielo… los defensores de las teorías de la Tierra plana vuelven a la carga

Foto: Cómo se vería la Tierra si fuera plana. (iStock)
Cómo se vería la Tierra si fuera plana. (iStock)

Cada cierto tiempo una ola de terraplanismo invade internet: miles de personas inundan las redes sociales con mensajes en los que se pone en duda la base de la ciencia. Son teorías largamente rebatidas en las que se dan por ciertos bulos increíbles sobre los que sobresale uno en concreto: la Tierra es plana.

Contra ellos se levanta un ejército de divulgadores y científicos que anulan una y otra vez cada una de las teorías de los terraplanistas. Uno de ellos es José Luis Crespo, un veinteañero que triunfa en internet con sus clases sobre física y que hace poco era entrevistado por El Confidencial explicando el secreto de su éxito: "La ciencia es sexy, pero no lo hemos sabido vender bien".

Crespo, a través de su cuenta de Twitter @QuantumFracture, ha salido a desmontar el bulo de que la Tierra es plana. Y lo ha hecho de manera divertida y amena, como son sus vídeos de YouTube, pero cargado de razón. Estos son algunos argumentos para acabar con las teorías conspiranoicas sobre el terraplanismo.

Argumentos para desmontar el terraplanismo

Un usuario de Twitter le pide a Crespo que intente explicar cuatro supuestas pruebas de que la Tierra es plana. Según él, “podemos ver las mismas estrellas cada noche”, pero es falso: las estrellas del firmamento cambian a lo largo del tiempo, aunque dependiendo de dónde nos encontremos alternarán más o menos. Las personas que se encuentran en el hemisferio sur verán cómo las estrellas giran en el sentido de las agujas del reloj; mientras que quienes se encuentran en el hemisferio norte, verán cómo este fenómeno sucede en sentido contrario.

Otra de las teorías terraplanistas apunta a que, si la Tierra fuera esférica, se deberían añadir 12 horas más cada seis meses. Crespo lo sentencia con una imagen: cuando la Tierra da una vuelta alrededor del sol, no nos quedemos en la misma posición, ya que la posición del Solha cambiado respecto a nosotros debido a la traslación. El problema es la definición de día y las diferencias entre tiempo solar y tiempo sidéreo, que es la base para entender la desinformación de los defensores de la teoría de la Tierra plana.

Pero, sin duda, la base de toda esta teoría es que la Tierra es plana porque en ningún momento podemos ver su curvatura. Eso es debido a la enormidad a la que nos enfrentamos, porque la Tierra tiene más de 510 millones de kilómetros cuadrados de superficie, por lo que es imposible para nuestros sentidos ver esa curvatura. Sin embargo, hay multitud de experimentos y demostraciones científicas que avalan la teoría de que la Tierra es un globo, pese a que nuestros ojos la vean plana.

Los seguidores de las teorías conspiratorias también tienen la certeza de que la gravedad no existe y que la única razón por la que permanecemos pegados al suelo es debido a la aceleración. Otra mentira: la aceleración no puede aumentar constantemente porque la dilatación temporal no permite superar la velocidad de la luz: según nos fuéramos aproximando a esa velocidad, el tiempo pasaría más despacio, pero nunca llegaríamos a experimentar esa aceleración necesaria para mantenernos pegados al suelo.

También creen que los límites de esa supuesta Tierra plana estarían en los muros de hielo de la Antártida que rodearían todo el planeta. Según ellos, es mucho más fría que el Ártico, que estaría en el centro de ese planeta plano, y aún nadie lo habría cruzado. Otra nueva inexactitud: es cierto que la Antártida es más fría, en buena parte por las corrientes de agua, pero sí ha habido expediciones humanas que han cruzado este continente helado, demostrando con varias trayectorias que la teoría, de nuevo, es falsa.

Con argumentos como estos, refutar las teorías que defienden que la Tierra es plana es realmente sencillo, aunque para ello haya que tener una pequeña base de formación. Los conspiranoicos tratan de crear dudas, pero vuelven a encontrarse con un muro de frente (y no es la Antártida) que les enseña cuál es la realidad. ¿Cuánto tardarán en regresar con una nueva oleada de preguntas pseudocientíficas?

Cada cierto tiempo una ola de terraplanismo invade internet: miles de personas inundan las redes sociales con mensajes en los que se pone en duda la base de la ciencia. Son teorías largamente rebatidas en las que se dan por ciertos bulos increíbles sobre los que sobresale uno en concreto: la Tierra es plana.

Ciencia Antártida
El redactor recomienda