Descubren el sistema de defensa costera más antiguo del mundo: un muro que no resistió
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Un muro hecho de cantos rodados

Descubren el sistema de defensa costera más antiguo del mundo: un muro que no resistió

Las ruinas de un malecón de la costa de Israel de hace 7.000 años revela la estructura más antigua conocida construida contra el aumento del nivel del mar

placeholder Foto: (Foto: EFE)
(Foto: EFE)

El estudio de los restos arqueológicos de un antiguo muro construido en la costa de Israel revela que los pobladores del Neolítico intentaron proteger sus hogares de la subida del nivel del mar Mediterráneo hace 7.000 años. La investigación, publicada en la revista PLOS ONE, explica que el malecón de Tel Hreiz, hecho de cantos rodados procedentes de ríos cercanos, llegó a tener 100 metros de largo y pudo proteger temporalmente una antigua aldea, pero finalmente fue abandonada y quedó inundada bajo las aguas.

Los autores del trabajo –que pertenecen a la de la Universidad de Haifa, la Universidad de Flinders (Australia), la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Universidad Hebrea–, aseguran que este sistema de defensa costera ubicada en la llamada Costa del Carmelo, junto a la actual ciudad de Haifa, es el más antiguo encontrado en todo el mundo. Y además creen que proporciona nuevos conocimientos sobre las respuestas humanas a una amenaza tan actual como es la subida de los océanos.

Foto:

Las poblaciones mediterráneas experimentaron en esta época un aumento del nivel del mar de entre 4 y 7 milímetros al año, lo que pudo significar unos 70 centímetros en un siglo. "Esta tasa de incremento se traduce sobre todo en que la frecuencia de las tormentas destructivas que dañarían la aldea habría aumentado significativamente", afirma en una nota de prensa Ehud Galili, del Instituto de Arqueología Zinman de la Universidad de Haifa.

El asentamiento pudo tener varios siglos de vida. En un principio, el poblado estaba a salvo, a unos tres metros sobre el nivel del mar, pero el progresivo acercamiento de las aguas comenzó a ser una amenaza para las casas y “requirió una respuesta humana que implicaba la construcción de un muro de protección costera similar a lo que estamos viendo ahora en otras partes del mundo”, apunta el autor.

placeholder Lugar donde se encuentra el antiguo malecón. (Foto: PLOS ONE)
Lugar donde se encuentra el antiguo malecón. (Foto: PLOS ONE)

De hecho, los investigadores comparan la situación con lo que está sucediendo ahora en Yakarta (Indonesia), ciudad que está sufriendo inundaciones tan graves que las autoridades del país han decidido comenzar a construir una nueva capital.

¿Qué estaba pasando?

¿Qué estaba pasando hace 7.000 años para que se produjera esta situación? Conoce muy bien la respuesta Francisco Sierro, investigador del Grupo de Geociencias Oceánicas de la Universidad de Salamanca, que estudia cambios climáticos del pasado y, en particular, cómo afectaron a los mares. “Esa subida se debe al deshielo que vino tras la última glaciación. Hace 21.000 años se produjo el Último Máximo Glacial, la mayor extensión de hielo de ese periodo. La deglaciación llegó entre hace 19.000 y hace 6.000 años, cuando el nivel se estabiliza hasta ahora”, comenta.

Los océanos de todo el mundo aumentaron por la fusión de los hielos de la Antártida, pero sobre todo de los enormes casquetes de hielo que había en el norte de Europa y Norteamérica. “Sobre Escandinavia había una montaña de hielo de hasta tres kilómetros de espesor. Todo se empezó a deshelar hace 19.000 años y acabó en el mar, con lo cual su nivel subió”, comenta.

placeholder Restos encontrados del muro. (Foto: PLOS ONE)
Restos encontrados del muro. (Foto: PLOS ONE)

Con respecto al incremento que afectó al pequeño pueblo israelí de esta investigación arqueológica, el meteorólogo y divulgador científico José Miguel Viñas (Divulgameteo) hace una interpretación más precisa: “El aumento de hace unos 7.000 años, en el Neolítico, se piensa que fue provocado por un gran desalojo de agua de deshielo al mar que tuvo lugar desde el gigantesco lago Agassiz, que en aquella época ocupaba la región de los Grandes Lagos, cubierta por una gruesa capa de hielo durante la última glaciación. La subida global del nivel marino fue muy rápida y en una cuenca casi cerrada como la del Mediterráneo tuvo un gran impacto en las costas”, destaca.

Un centímetro por año

Dentro de un mismo periodo de deshielo hay diferentes fases. Desde hace 11.700 años hasta hace unos 6.000, el aumento del nivel en todos los océanos fue de 60 metros en todos los océanos. “El Mediterráneo se vio afectado por el incremento global”, comenta Sierro, “la tasa media de subida viene a ser de un centímetro por año”.

Si nos remontamos aún más, hasta el Último Máximo Glaciar, el nivel del mar estaba hasta 125 metros por debajo del actual, hasta tal punto que el mar Negro y el Mediterráneo se habían desconectado y no existía el Canal de la Mancha. Las actuales Francia e Inglaterra estaban unidas por tierra.

placeholder Imagen del muro. (Foto: PLOS ONE)
Imagen del muro. (Foto: PLOS ONE)

En estas escalas temporales, que abarcan miles de años, las variaciones del nivel del mar conocidas siempre se deben a la acumulación de hielo en los continentes (que provoca un descenso del nivel del mar) o al deshielo posterior (que hace que suba). Aunque también puede variar el nivel del mar por motivos tectónicos, por el surgimiento de nuevas tierras debido al volcanismo o el hundimiento de las que existen, los efectos de estos fenómenos son más lentos y limitados.

Qué aprendemos

La cuestión que deja sobre la mesa este hallazgo arqueológico es si podemos aprender algo del pasado. “En la medida en que se sabe la magnitud que tuvo alguna subida del mar en el pasado y algunos de los impactos que tuvo, se puede hacer una estimación de cómo podrá afectarnos en la actualidad o el futuro cercano una subida del nivel del mar de magnitud similar”, opina Viñas.

“Los grandes ascensos del pasado que ocurrieron rápido, como este de hace 7.000 años. Impactaron muy negativamente en los lugares costeros ocupados por aquel entonces, lo que en algunos casos llegó a condicionar a aquellas sociedades, forzando importantes movimientos migratorios y la creación de construcciones como medida de adaptación y protección”, destaca.

Este estudio es bonito e interesante porque nos dice que ya hemos tenido que luchar contra este tipo de eventos antes

Según Sierro, este estudio es “bonito e interesante, porque nos dice que ya hemos tenido que luchar contra este tipo de eventos antes”, pero hay que tener en cuenta algunas diferencias. En primer lugar, “los medios que tenemos son mucho mejores”. Además, “las tasas de subida provocadas por el actual cambio climático no son tan drásticas, por el momento, aunque es posible que en el futuro, si no controlamos el calentamiento, incluso se superen”.

Finalmente, el escenario actual es distinto, porque no quedan casquetes de hielo semejantes a los de la última glaciación. “Considerando todo el hielo que hay hoy en la Tierra, que está sobre todo en la Antártida, si se deshelara por completo, el nivel del mar subiría 67 metros y, en cualquier caso, ocurriría a lo largo de miles de años”, señala.

Mediterráneo Mares Hogares Antártida Inglaterra
El redactor recomienda