"Existe mucha tensión entre los negociadores"

La cumbre del clima más larga de la historia sigue aplazándose por la falta de acuerdo

Los problemas relacionados con los mercados de carbono con la doble contabilidad que algunos países quieren evitar y a la transición de los remanentes de derechos son los principales escollos

Foto: Carolina Schmidt, Ministra de Medio Ambiente de Chile y Presidenta de la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas de 2019 (Reuters)
Carolina Schmidt, Ministra de Medio Ambiente de Chile y Presidenta de la Conferencia sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas de 2019 (Reuters)

La cumbre del clima de Madrid apura todavía las negociaciones para tratar de conseguir un acuerdo asumible por todas las partes y que apueste por la necesidad de incrementar la ambición climática para poder cumplir con el Acuerdo de París y evitar que la temperatura del planeta crezca este siglo por encima de 1,5 grados.

Los negociadores de las delegaciones oficiales trabajan desde ayer para tratar de consensuar ese acuerdo, después de que los borradores planteados por la presidencia chilena de esta conferencia (COP25) fueran rechazado por un elevado número der países y criticado por observadores y organizaciones no gubernamentales.

Miembros de la delegación de Australia asisten a una reunión con delegados durante la COP25 en Madrid. (Reuters)
Miembros de la delegación de Australia asisten a una reunión con delegados durante la COP25 en Madrid. (Reuters)

La cumbre comenzó el pasado día 2 con la presencia en Madrid de más de cincuenta jefes de Estado y de Gobierno y responsables de numerosos organismos e instituciones internacionales, y estaba previsto que se hubiera clausurado el pasado viernes.

Pero las reuniones se han sucedido durante el fin de semana y se han intensificado durante esta madrugada para tratar de salvar las principales diferencias, después de que la Presidencia chilena de la COP25 pidiera a la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que liderara esa mediación en algunos de los asuntos más espinosos.

Los principales escollos que impiden el acuerdo se centran en la ambición climática, ya que muchos países, liderados por la UE, inciden en la importancia de que todos los Estados que se han sumado al Acuerdo de París revisen al alza el próximo año sus compromisos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (las llamadas Contribuciones Nacionales Determinadas).

También distancia mucho a las partes la regulación de los mercados de carbono (el artículo 6 del Acuerdo de París) y su ordenación en un sistema único y transparente que ordene el comercio de derechos de emisión de dióxido de carbono en todo el mundo.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Los problemas relacionados con los mercados de carbono se refieren a la doble contabilidad que algunos países quieren evitar y a la transición de los remanentes de derechos de emisiones que algunos Estados conservan del Protocolo de Kioto y que pretenden mantener en la transición al Acuerdo de París.

La sesión plenaria de clausura está programada para las 8:00 de hoy, aunque durante los últimos dos días ha sido sucesivamente aplazada ante la falta de un acuerdo que someter a aprobación.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios