Respuesta a la COP25

Marcha por el Clima: así es el manifiesto que une a Greta Thunberg y Macaco

Más de 850 organizaciones respaldan la manifestación, que reúne a miles de personas en el centro de Madrid como pistoletazo de salida a una 'contracumbre' de cariz social

Foto: Greta Thunberg pronuncia un discurso antes de acudir a Madrid para la Marcha por el Clima. (Reuters)
Greta Thunberg pronuncia un discurso antes de acudir a Madrid para la Marcha por el Clima. (Reuters)

Paralelamente a la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25), una 'contracumbre' toma Madrid con una manifestación en las calles de la capital como pistoletazo de salida. Convocada por plataformas como Fridays for Future, Alianza por el Clima, Alianza por la Emergencia Climática o 2020 Rebelión por el Clima, la llamada Marcha por el Clima parte desde Atocha a las 18:00 horas y terminará a su llegada a Nuevos Ministerios tras recorrer el Paseo del Prado, Recoletos y el Paseo de la Castellana.

'El mundo despertó ante la emergencia climática' será el lema de cabecera de la protesta, que cerrará con la lectura de un manifiesto ante la presencia de la activista Greta Thunberg y de personalidades como Javier Bardem, además de representantes políticos de Unidas Podemos y Equo. Sobre el mismo escenario se sucederán actuaciones musicales protagonizadas por Amaral y Macaco, entre otros artistas, para clausurar el acto.

La manifestación también cuenta con el apoyo de organizaciones sociales chilenas como Cumbre de los Pueblos, Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) o Minga Indígena, cuyo portavoz, el mapuche Juan Antonio Correa, reivindicó el papel de los indígenas en las movilizaciones por el clima. "Los indígenas hemos estado ausentes en la reflexión climática y esta no puede ser sin la participación de los pueblos originarios", aseguró el pasado miércoles en rueda de prensa en Madrid, señalando que los efectos del cambio climático inciden especialmente en estas comunidades. "Los pueblos están despertando ante la injusticia histórica a la que hemos sometido al plante y a la sociedad entera", apostilló.

En apenas dos páginas, el texto que define la marcha sitúa a Madrid como "el altavoz de las personas que ya están sufriendo las consecuencias de la crisis climática y aquellas que las sufrirán en las próximas décadas", después de la renuncia de Brasil a presidir la cumbre del clima y, más recientemente, la decisión de trasladar el evento desde su sede original en Santiago de Chile debido a las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera que se suceden en las calles del país latinoamericano durante los últimos meses.

"Condenamos de forma tajante y sin tapujos la violación de Derechos Humanos en Chile y exigimos su cese", reza a este respecto el documento, que califica la "represión contra el pueblo chileno" como un "ataque a la democracia y a la lucha por la justicia social y ambiental". "Hacemos esta condena extensible al resto de zonas del mundo donde se están produciendo los mismos o parecidos procesos", expresa de forma tajante.

Posteriormente, cita el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado el pasado mes de agosto, para sostener que "la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores es el único modo de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5°C", objetivo primordial de la cumbre del clima. En la misma línea, menciona otros estudios científicos como forma de alertar "del deterioro de un gran número de ecosistemas" y del "punto de no retorno frente al cambio climático".

El manifiesto también denuncia que "muchas de las cuestiones claves" que deberían empezar a aplicarse en virtud del Acuerdo de París "siguen bloqueadas o sin resolverse". De ahí que exija que la COP25 suponga "un avance claro en la provisión de fondos suficientes e importantes mejoras en instrumentos como el Fondo Verde para el Clima o el Mecanismo de Varsovia".

Un modelo de desarrollo capitalista basado en un crecimiento económico infinito es incompatible con los límites planetarios

La principal diferencia con respecto a la cara institucional de la lucha contra la emergencia climática es que considera "inadmisible que tantos gobiernos, parlamentos, partidos políticos e instituciones públicas sigan entregados a las presiones de las grandes empresas, los bancos y los mercados financieros, en lugar de velar por el bien común, por las personas y el planeta que nos sostiene". Entrando al detalle, sostiene que "la emergencia climática es incompatible con que los combustibles fósiles sigan recibiendo cientos de miles de millones de euros de ayudas públicas todos los años" y pide compromisos más ambiciosos.

"Un modelo de desarrollo capitalista y depredador basado en un crecimiento económico infinito es incompatible con los límites planetarios", apunta el escrito, que busca, además, "una transición hacia modelos ecosociales sostenibles, con menor consumo de materiales y energía, que no desborden los límites biofísicos del planeta" y que aboga por "un nuevo modelo energético desechando las falsas soluciones como la energía nuclear, la geoingeniería o los biocombustibles como el aceite de palma".

La reivindicación concluye con que "apenas queda tiempo para frenar la emergencia climática", de ahí que llame a que se oiga la voz de todos los pueblos y personas, en Santiago de Chile y en Madrid, la voz de la juventud movilizada por el clima, de las poblaciones indígenas que sufren las causas y las consecuencias del cambio climático, de las mujeres que cumplen un rol fundamental en la lucha climática y la voz de toda la vida en el planeta".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios