EL SISTEMA INMUNITARIO NO LO VE

El estreptococo se "disfraza" como un glóbulo rojo para evitar ser detectado

Es responsable de enfermedades como faringitis, amigdalitis, escarlatina, meningitis o neumonía y provoca la muerte de más de 500.000 personas cada año

Foto: Glóbulos rojos
Glóbulos rojos

Las bacterias dañinas tienen bastante habilidad para hacerse pasar por células humanas y evitar a nuestro sistema inmune. Investigadores de la Universidad de California, San Diego (Estados Unidos) ahora han descubierto que, incluso, desgarran los glóbulos rojos y luego se “disfrazan” con sus restos.

En un estudio publicado en la revista científica 'Cell Reports', David González y un equipo de investigadores de la Universidad de California, San Diego, relatan las habilidades en el disfraz de las bacterias estreptococo del grupo A, que son responsables de enfermedades como faringitis, amigdalitis, escarlatina, meningitis o neumonía y que provocan la muerte de más de 500.000 personas cada año.

Esta bacteria destroza los glóbulos rojos y utiliza los "escombros" de los mismos para camuflarse y evitar que el sistema inmunitario de nuestro organismo lo ataque mientras que genera enfermedades en el cuerpo humano.

Extraer una proteina, remedio

No obstante, cuando una proteína en esta bacteria se extrae del genoma del estreptococo, los microbios quedan expuestos, lo que permite que el sistema inmunitario ataque a los patógenos y evite una infección potencialmente mortal.

El estreptococo del grupo A puede colonizar la piel, la garganta, los genitales y más partes del cuerpo

Comprender la biología detrás de la sangrienta acción de desaparición del estreptococo del grupo A podría ayudar a la búsqueda de nuevos fármacos que "desenmascaren las bacterias para que puedan ser efectivamente limpiadas o muertas", señala a Smithsonian Magazine Martina Sanderson-Smith, una microbióloga molecular de la Universidad de Wollongong (Australia) que no estuvo involucrada en el estudio.

Entre los patógenos, el estreptococo del grupo A es algo así como una navaja suiza. Estos microbios pueden colonizar la piel, la garganta, los genitales y más partes del cuerpo, infectando a cientos de millones de personas cada año. Muchas infecciones no progresan más que en una erupción o en dolor de garganta, pero en determinadas circunstancias, pueden provocar enfermedades mortales.

Evitar 500.000 muertes

Aunque existen antibióticos contra el estreptococo del grupo A, su resistencia a algunos fármacos (sumada a su habilidad para evitar el sistema inmunitario humano) está creciendo paulatinamente. Encontrar nuevos tratamientos para combatir estos patógenos, indica González, podría prevenir algunas de las más de 500.000 muertes que causa anualmente.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios