Los verdaderos protagonistas de la COP25

Más allá de Greta Thunberg y Pedro Sánchez: quién es quién en la cumbre del clima

Aunque la vorágine mediática que acompaña cada paso de la joven activista europea haga que solo se hable de ella, hay otras personalidades que deberás seguir con mayor atención

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

197 países, 7 naves del gigante recinto ferial de IFEMA, 15 días de charlas, ponencias, discursos... Ya todos sabemos que la cumbre del clima que se celebra desde este lunes en Madrid es tan gigante que es imposible abarcar todo lo que ocurrirá durante su celebración. Es más, lo que sucede en estas horas se acaba reduciendo a la existencia de un acuerdo y a unos pocos actos o discursos que sobresalen del resto por diferentes motivos. Para intentar evitar en la medida de lo posible que te pierdas en este huracán climático, aquí vamos a hablarte de un punto a tener muy en cuenta y que puede pasar desapercibido en muchos casos: las personalidades que están llamadas a protagonizar, por uno u otro motivo, esta cumbre.

Como en todo este tipo de actos, los nombres de políticos y activistas se entrelazan creando una especie de gran cartel festivalero. Hay personajes internacionales como Greta Thunberg o Antonio Guterres que, obviamente, aparecen en letra gigantesca en el menú de la cumbre, pero hay otros que en tamaños de letra más pequeños o casi cerrando la lista de actuaciones pueden tener un peso clave. Grandes políticos de países como China o Reino Unido, algunos de los organizadores de la COP o expertos llamados a marcar el futuro de las políticas climáticas desde el punto de vista más científico pasarán estos días por Madrid y deberías seguirles los pasos.

Carolina Schmidt, ministra de Chile

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Empezamos por la persona encargada de abrir la cumbre y que jugará un papel clave durante todo el evento. Se trata de Carolina Schmidt, la ministra de Medio Ambiente de Chile, el país que iba a acoger la COP25 y que la tuvo que acabar gestando junto a España. Al ser el país andino el encargado de su organización, Schmidt se ha convertido en la presidenta de la cumbre.

Además de ostentar este cargo como gesto simbólico (ella es la imagen de Chile como país organizador), su nombre aparecerá en todo lo que se hable y debata durante esta feria y también tendrá un protagonismo importante en el resultado final de la cumbre. Por último, mantendrá el cargo hasta la COP26, que se celebrará en Glasgow en 2020.

Maisa Rojas, coordinadora científica

Siguiendo con perfiles desconocidos pero decisivos durante estos días hay que hablar de Maisa Rojas. Esta científica chilena es la coordinadora científica del encuentro y una de las mujeres fuertes de este evento. Su nombre es mucho menos conocido que el de otros personajes y, sobre todo, que el de la mayoría de los políticos presentes en la cumbre, pero ha jugado un papel clave, y crítico, desde la organización. Además, es autora del IPCC (el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático) de Naciones Unidas.

Su gran contribución a este evento pasa por conseguir que los países que se comprometieron en París pasen de una vez por todas a la acción, aunque sabe que será muy complicado. Defensora de la mayor participación de actores no nacionales en este tipo de eventos, asegura que un punto crucial del éxito de esta reunión pasa por conseguir que entidades como ONGs, sector privado y movimientos sociales ganen peso en la lucha por el cambio climático restando algo de poder e importancia a los gobiernos estatales.

Mark Carney, enviado de la ONU

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Otro nombre propio a tener muy en cuenta. Reino Unido se convertirá tanto en esta cumbre como en lo que queda para la siguiente en un actor fundamental para conseguir que la lucha contra el cambio climático escale y como gesto de este peso, el actual gobernador del Banco de Inglaterra ha sido nombrado enviado de la ONU para la acción climática. Mark Carney se convertirá en uno de los personajes más importantes en este campo en los próximos años ya que él se encargará de atraer inversión privada y convencer a todos los actores para que cambien su forma de actuar.

Aunque es un título honorífico (cobrará un dolar al año por el cargo) es un puesto de peso que responde al papel que jugará Reino Unido en las próximas fechas. La ciudad escocesa de Glasgow albergará la COP26 y por ello le toca a este país actuar para conseguir que el Acuerdo de París prospere ya que en 2020 toca empezar a actuar conforme al plan acordado. En un país con una gran inestabilidad política, Carney deberá hacer valer el papel de su cargo y conseguir que la próxima COP no sea un fracaso. Además, sustituye en el puesto a otro personaje muy conocido: Michael Bloomberg.

Antonio Guterres, Secretario General de la ONU

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Por encima de Carney quedará Antonio Guterres. El político portugués es desde 2017 el Secretario General de Naciones Unidas y ha hecho de la lucha climática una de sus principales banderas. En un momento en el que el nacionalismo repunta y la ONU ha perdido peso en muchos campos, Guterres ha visto en este terreno un punto clave para recuperar el liderazgo y demostrar que su institución sigue teniendo una gran influencia a nivel global. Así, en el inicio de esta COP25 ha pedido a los países ambición y decisión en un momento crítico para el clima.

Con la ausencia de figuras como Donald Trump, Vladimir Putin, Emmanuel Macron o Xi Jimping, la figura de Guterres ha cogido un gran vuelo en la COP. Esta es una gran oportunidad para posicionarse como un personaje decisivo de cara a lo que vendrá en 2020 para poner en marcha el Acuerdo de París.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

En el otro lado del tablero esta Nancy Pelosi. Esta figura de los demócratas estadounidenses y actual presidenta de la Cámara de Representantes de aquel país ha venido a Madrid, según sus palabras, a "decir que todavía estamos aquí". Frente a la decisión de Donald Trump de sacar a su país del Acuerdo de París y convertirse en uno de los grandes fantasmas de este COP, Pelosi busca mantener la influencia de Estados Unidos en este campo y, de paso, no permitir que otros lideren esta lucha sin ellos.

Además, esta COP llega en un momento de impás para Estados Unidos. En noviembre de 2018 Trump sacó a su país del Acuerdo de París pero no se hará efectiva esta salida definitiva hasta el año próximo. Justo en 2020 EEUU tiene elecciones y los demócratas esperan que las cosas vuelvan a cambiar si consiguen sacar a Trump de la Casa Blanca.

Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Vamos con alguien bastante más conocido para los españoles, la ministra Teresa Ribera. Sobre los hombros de esta política ha caído la responsabilidad de organizar una cumbre que se prepara con casi un año de antelación en apenas unos meses. Ha compartido la organización con su homóloga chilena, pero Ribera, una experta ya en este tipo de eventos (lleva yendo a las COP desde 2001), en ningún momento ha rehuido el protagonismo.

Aunque el papel de la presidencia lo ostenta Schmidt y Pedro Sánchez se ha quedado con la parte que le correspondía más a España como anfitrión circunstancial del evento, Ribera busca convertirse en una figura importante en todo este sector. El Gobierno, que presumiblemente montará el PSOE con Podemos, quiere jugar un papel protagonista en todo lo que tenga que ver con el cambio climático. Y este es un escaparate perfecto para mostrar sus intenciones.

Greta Thunberg, activista medioambiental

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

La protagonista sin paliativos de la cumbre, al menos desde el punto de vista mediático. La activista medioambiental llegará el próximo 4 de diciembre, si nada se tuerce, a Madrid desde Lisboa y lo hará en un trenhotel después de cruzar el Atlántico en un velero. Eso sí, lo que no se sabe aún es cuál será su papel en la cumbre más allá que el de hablar a los medios e intentar visibilizar la lucha contra el cambio climático.

Thunberg ha eclipsado con sus discursos y su idea contra la contaminación al resto de líderes políticos y sociales. Esta COP se ha convertido en la COP de la joven sueca pero no hay que olvidar que la influencia de esta adolescente de 16 años en las decisiones que se tomen en la cumbre puede ser muy limitada. Por el momento lo que sí ha conseguido es que jóvenes y adolescentes esté mucho más presentes con charlas, debates y actos preparados para ellos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios