POR LA ACTIVIDAD VOLCÁNICA

Murió, resucitó y no es Jesucristo: es una isla del archipiélago de Tonga

La isla está en una zona de intensa actividad sísmica, que es responsable de aproximadamente el 90 por ciento de los terremotos del planeta

Foto: Proceso de destrucción/creación de Lateiki. Foto: Copernicus Sentinel HUB
Proceso de destrucción/creación de Lateiki. Foto: Copernicus Sentinel HUB
Autor
Tiempo de lectura2 min

La actividad de un volcán submarino en el archipiélago de Tonga ha sumergido la antigua isla de Lateiki, pero ha dado origen, en menos de un mes, a una nueva isla de Lateiki, algo más grande.

El 14 de octubre comenzaba la erupción de un volcán submarino y el 1 de noviembre ya había terminado. La isla de Lateiki había desaparecido y sus restos habían sido tragados por las fauces del volcán en erupción.

No obstante, la pérdida de este territorio tongano fue efímera. Tan rápido como Lateiki se fue, renació como una nueva isla a unos 120 metros al oeste. La nueva Lateiki, de 400 metros de largo y 100 metros de ancho, es casi cuatro veces el tamaño de su predecesora.

Pendientes del volcán

Lateiki está muy acostumbrada a recibir cambios de imagen por culpa de los volcanes. Desde el siglo XVIII ha estado sufriendo cambios a causa de las erupciones, que han provocado que desaparezca y aparezca a lo largo de los años.

Esta actividad volcánica puede dar pistas a los científicos de cómo pudo formarse la Tierra

"Es demasiado pronto para pronosticar cuánto tiempo persistirá la nueva Lateiki", ha señalado al New York Times Brad Scott, un vulcanólogo de GNS Science en Nueva Zelanda. Hasta que alguien mire más de cerca, es imposible decir lo fácil que puede ser para el océano, o para otra explosión volcánica, hacerla desaparecer de nuevo.

El vulcanismo submarino es difícil de observar y estudiar, pero los ciclos de muerte y renacimiento de Lateiki dan a los científicos pistas, más claras ahora gracias a los satélites, de cómo puede funcionar la naturaleza de las erupciones y cómo se pudo formar la Tierra

El archipiélago de Tonga, ubicado a 2.000 kilómetros al noreste de Nueva Zelanda y a 650 kilómetros al este de Fiji y con 107.000 habitantes y 170 islas repartidas en unos 700 kilómetros cuadrados, es uno de los 20 países con mayor riesgo de desastres naturales (ciclones o terremotos, entre otros), según la ONU.

Este archipiélago se encuentra en el famoso Anillo de Fuego del Pacífico. En esta zona, donde las placas continentales colisionan, hay una intensa actividad sísmica, que es responsable de aproximadamente el 90 oir ciento de los terremotos del planeta.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios