HASTA 30 MINUTOS ANTES Y EN UN RADIO DE 30 KM

Idean una tecnología que es capaz de predecir los relámpagos con IA

Combina datos meteorológicos e inteligencia artificial para saber con antelación en el punto en el que golpeará este fenómeno

Foto: Unos relámpagos durante una tormenta. Foto: EFE Piotr Augustyn
Unos relámpagos durante una tormenta. Foto: EFE Piotr Augustyn

nvestigadores suizos han desarrollado un sistema simple y económico que puede predecir los relámpagos, hasta 30 minutos antes de que caigan y en un radio de 30 kilómetros, gracias a la inteligencia artificial.

Hasta la fecha, poco se sabe de lo que desencadena un relámpago y no existe tecnología simple que nos pueda ayudar a predecir dónde caerá uno. Hasta ahora.

Investigadores del Laboratorio de Compatibilidad Electromagnética de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) han creado un sistema barato y nada complicado que combina datos meteorológicos e inteligencia artificial para saber con antelación en el punto en el que golpeará este fenómeno meteorológico.

Acierta 8 de cada 10 veces

Los ingenieros, que han publicado su investigación en la revista científica 'Climate and Atmospheric Science', han usado un algoritmo de aprendizaje automático, que ha sido entrenado para reconocer las condiciones que provocan un relámpago.

"Nuestro método utiliza datos que se pueden obtener de cualquier estación meteorológica"

Como datos con los que alimentar ese algoritmo, se han utilizado las estadísticas recogidas durante un período de diez años por doce estaciones meteorológicas suizas, ubicadas tanto en zonas urbanas como montañosas.

Se tuvieron en cuenta cuatro parámetros: presión atmosférica, temperatura del aire, humedad relativa y velocidad del viento. Esos parámetros se correlacionaron con el histórico de detección de relámpagos y su localización.

Gracias a esta combinación, el algoritmo fue capaz de aprender las condiciones bajo las cuales se producía este fenómeno meteorológico y, una vez probado, el sistema hizo predicciones que resultaron correctas en un 80% de las ocasiones.

Además, gracias a que los datos se pueden adquirir fácilmente y en tiempo real, las predicciones se pueden hacer muy rápidamente y las alertas se pueden emitir incluso antes de que se haya formado una tormenta.

Fuente de peligros

"Los sistemas actuales son lentos y muy complejos, y requieren costosos datos externos adquiridos por radar o satélite", explica a Phys.org Amirhossein Mostajabi, el estudiante de doctorado al que se le ocurrió la técnica. "Nuestro método utiliza datos que se pueden obtener de cualquier estación meteorológica. Eso significa que podemos cubrir regiones remotas que están fuera del alcance del radar y de los satélites y donde las redes de comunicación no están disponibles."

Esto supone un paso importante en la prevención de este tipo de rayos, que regularmente provoca muertes en personas y animales y es responsable de incendios, tanto en tierra como en aviones.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios