LOS LIPOSOMAS SON LA SOLUCIÓN

Descubren cómo hacer llegar fármacos al cerebro en un ataque cerebral

El cerebro tiene su propio sistema de seguridad que únicamente permite la entrada de nutrientes mientras bloquea otras sustancias potencialmente dañinas, como los fármacos

Foto: El cerebro cuenta con su propio sistema de seguridad . (iStock)
El cerebro cuenta con su propio sistema de seguridad . (iStock)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) han demostrado que a través de unas nanopartículas se pueden suministrar medicamentos vitales para el cerebro, algo que abre la vía a una mayor supervivencia de pacientes en las primeras etapas de un accidente cerebrovascular.

Estas nanopartículas, de sólo 100 nanómetros de diámetro o, lo que es lo mismo, 15.000 veces más pequeñas que una cabeza de alfiler, se conocen con el nombre de liposomas y son capaces de atravesar la barrera hematoencefálica dañada tras un ataque cerebral.

El cerebro es el único órgano que tiene su propio sistema de seguridad. Se trata de una red apretada de vasos sanguíneos y barreras que únicamente permiten la entrada de nutrientes esenciales mientras bloquean otras sustancias que percibe como potencialmente dañinas.

Difícil entrar

No obstante, esta barrera, desgraciadamente, también bloquea la inoculación de medicamentos y fármacos, lo que dificulta el tratamiento de una serie de afecciones, incluido el citado accidente cerebrovascular.

Los liposomas pueden transportar medicamentos, que podrían salvar la vida del paciente

La investigación de los científicos de la Universidad de Manchester, publicada en la revista científica 'ACS Nano', demuestra en ratones de laboratorio que los liposomas pueden potencialmente transportar, a través de la barrera, medicamentos, que podrían salvar la vida del paciente.

"El descubrimiento de que los nanomateriales pueden ser capaces de facilitar el tratamiento del accidente cerebrovascular es emocionante: los científicos llevan tiempo lidiando con las dificultades de tratar este tipo lesiones cerebrales", ha señalado a Phys.org Stuart Allan, profesor de Neurociencia de la Universidad de Manchester. Y es que, hasta la fecha, los científicos no han sido capaces de idear una manera viable y eficiente de suministrar fármacos al cerebro dañado, una de las últimas fronteras en la ciencia médica.

Hallazgo esperanzador

Los investigadores fueron capaces de generar imágenes microscópicas del tejido cerebral, utilizando técnicas de imagen de última generación, y mostraron que estos liposomas son un medio de transporte fiable.

Esto implica que en un futuro se podrían suministrar medicamentos, aún en fase de desarrollo, a través de estos liposomas y se podría proteger el tejido y las neuronas cerebrales en las fases agudas de un accidente cerebrovascular, Incluso, en los días posteriores a un accidente cerebrovascular, cuando las neuronas han muerto, los investigadores demostraron que los liposomas también son capaces de penetrar en el cerebro para ayudar a reparar las neuronas.

Los liposomas han servido para ofrecer opciones de tratamiento en oncología, vacunación, enfermedades pulmonares y de la piel desde que fueron descubiertos por primera vez por el hematólogo británico Alec Bangham, en 1965

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios