Ya se ha cobrado dos vidas en Cataluña

La DANA golpea el Mediterráneo: sigue la evolución del temporal en tiempo real

El frente atlántico va acompañado de "un proceso de ciclogénesis" que está dejando precipitaciones localmente fuertes y persistentes en amplias zonas de la mitad oriental y Baleares

Foto: Vista de un rayo esta madrugada en Mallorca. (EFE)
Vista de un rayo esta madrugada en Mallorca. (EFE)

Una nueva Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) ha tomado el suroeste de la Península durante la noche del lunes al martes. "Esta configuración en niveles medios y altos de la atmósfera ha ido acompañada, en niveles bajos, de un proceso de ciclogénesis" que está dejando precipitaciones localmente fuertes y persistentes en amplias zonas de la mitad oriental y Baleares, aunque probablemente sus efectos no sean tan devastadores como los de la llamada en argot popular 'gota fría' que dejó seis muertos y obligó a evacuar a más de 4.000 personas el pasado mes de septiembre, según apunta en un aviso especial la Agencia Española de Meteorología (AEMET).

No obstante, el temporal causado por esta nueva DANA ya se ha cobrado por el momento la vida de un hombre que desapareció en la noche de este martes, 22 de octubre, cuando intentaba retirar su coche de donde estaba aparcado, junto a la riera de Arenys de Mun, Barcelona, mientras que otro, de 52 años, ha sido atropellado por un tren en la estación de Renfe de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Asimismo, una mujer y su hijo permanecen desaparecidos en Vilaverd (Tarragona) y en la Espluga de Francolí se está trabajando en la búsqueda de otras dos personas desaparecidas en un vehículo.

"Una DANA no siempre es sinónimo de lluvias torrenciales. También se requieren otro tipo de factores como que haya vientos muy húmedos, con lo cual es posible que no se produzca una situación tan explosiva esta vez", explica a El Confidencial el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) Rubén del Campo. Aunque la inestabilidad de este fenómeno hace difícil predecir con exactitud sus consecuencias, se espera que llegue a partir de la tarde del lunes y que "comience a calmarse" el jueves.

Del Campo pronostica que las zonas más afectadas serán las del tercio oriental peninsular, es decir, el este de Aragón, Cataluña, este de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia; serán especialmente intensas en el este de Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana donde puntualmente pueden alcanzar la intensidad torrencial (más de 60 litros por metro cuadrado en una hora). Ya el miércoles observa más incertidumbre, pero señala que la inestabilidad continuará en buena parte de la Península y Baleares, en tanto que lloverá menos en Galicia y el noroeste de Castilla y León. Sin embargo, ve posible que tanto el miércoles como el jueves las precipitaciones intensas se extiendan también al Cantábrico.

Así se refleja también en el gráfico interactivo de la iniciativa Open Streets Maps, que bajo estas líneas muestra un frente azul de precipitaciones en la mitad oriental, que se tornan rojas a medida que se acerca el ecuador de la semana. Al pulsar el reproductor que aparece en la esquina inferior izquierda, se evidencia cómo avanza el frente tormentoso y es posible concretar más pinchando sobre cualquier punto del mapa o bien añadir capas como la presión atmosférica o la concentración de CO2 en la esquina superior derecha.

[Si el gráfico no funciona, haz clic aquí]

Las lluvias fuertes y persistentes se trasladan este jueves al Cantábrico oriental, mientras que en las Islas Baleares serán más débiles y con tendencia a remitir en la mitad norte peninsular, Castilla-La Mancha y nordeste de Andalucía. En el sudoeste peninsular, Estrecho y Alborán predominarán los cielos poco nubosos o con intervalos y en las Islas Canarias, intervalos de nubes altas. El viento soplará del oeste y noroeste en la mitad oriental peninsular y Baleares, fuerte o con intervalos de fuerte al principio en el Cantábrico oriental, Estrecho y mar de Alborán, del suroeste en el litoral gallego, del este en las Canarias y flojos, en general, en el resto.

Respecto a la segunda mitad de la semana, del 25 al 27 de octubre la AEMET observa una gran incertidumbre, aunque ve como probable que disminuyan las precipitaciones, pero no las descarta por completo, ya que podría volver a llover en el noroeste. Las temperaturas comenzarán a recuperarse de manera progresiva y en Canarias predominarán cielos con intervalos nubosos y algunas lluvias en las islas de mayor relieve, así como vientos que soplarán desde el norte.

Se requiere que haya vientos muy húmedos, con lo cual es posible que no se produzca una situación tan explosiva esta vez

También habrá que tener en cuenta el temporal marítimo entre la fachada mediterránea peninsular y Baleares, alcanzando el viento fuerte e intenso oleaje a los litorales y zonas costeras, sobre todo a lo largo del martes. "Pequeñas variaciones en la ubicación de los distintos centros de baja presión que se irán formando en el proceso de ciclogénesis harán variar los flujos de viento de niveles bajos lo que podría desplazar de forma significativa las zonas de máxima precipitación", detalla la AEMET.

¿Qué es una DANA?

Aunque el término 'gota fría' se haya asociado tradicionalmente a las tormentas intensas o lluvias persistentes que sacuden la zona mediterránea en temporada de primavera-verano o en la época otoñal, no siempre es correcto. Las perturbaciones de aire en altura, como la que se vivirá durante la semana que viene, no están tan condicionadas a un núcleo de aire frío o de baja temperatura, por lo que este fenómeno se ajusta mejor al concepto de DANA, que define una depresión de aire frío en niveles altos que se ha separado de la circulación en chorro y se mueve de forma independiente.

Una nueva DANA amenaza el Mediterráneo

Por sí misma, una DANA no es la responsable directa de lluvias torrenciales que puedan provocar daños materiales en las zonas del Mediterráneo. Al separarse un chorro de aire de una de las grandes corrientes de viento que hay en la atmósfera, se origina una depresión en altura que tiene circulación propia, moviéndose de arriba abajo, y puede unir todos los ingredientes necesarios para que los sistemas tormentosos descarguen sus gotas de agua con fuerza sobre el territorio español.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios