ENCONTRADO EN UN BOSQUE TROPICAL

Descubren un nuevo antibiótico para las plantas (que podría beneficiar a los humanos)

La verdadera ventaja de este phazolicin es que, aparte de hacer que crezcan más fuertes, también defiende a las plantas de bacterias dañinas.

Foto: Bosque tropical.
Bosque tropical.
Autor
Tiempo de lectura2 min

El descubrimiento de un antibiótico producido por una bacteria de un bosque tropical puede ayudar a la creación de un probiótico que sea beneficioso para los seres humanos y las plantas, según una investigación de científicos internacionales y de la Universidad Rutgers (Estados Unidos).

El nuevo antibiótico, conocido como phazolicin, se ha encontrado en el suelo y en las raíces de una planta llamada Phaseolus vulgaris, en el bosque tropical mexicano de Los Tuxtlas.

Según se señala en Phys.org, se cree que puede ser beneficioso para evitar que las bacterias dañinas entren en las raíces de las plantas de la judía, aunque su aplicación puede extenderse a guisantes, garbanzos, lentejas, cacahuetes, soja y otras legumbres.

Continua investigación

La resistencia a los antibióticos es un gran problema tanto, en la medicina como en la agricultura, y las búsquedas continuas de nuevos antibióticos son muy importantes, ya que pueden proporcionar pistas para futuros agentes antibacterianos.

Se puede aplicar a judías, guisantes, garbanzos, lentejas, cacahuetes, soja y otras legumbres

La bacteria que produce phazolicin es una especie no identificada de bacteria Rhizobium. Al igual que éstas, el microbio productor de phazolicin forma nódulos en las raíces de las plantas y las proporciona nitrógeno, haciéndolas crecer más robustamente. La verdadera ventaja de este phazolicin es que también defiende a las plantas de bacterias dañinas.

También para humanos

Utilizando el análisis informático y bioinformático, los científicos predijeron la existencia de phazolicin y luego confirmaron su existencia en el laboratorio. Revelaron la estructura atómica del antibiótico y demostraron que está ligado y dirigido al ribosoma, una fábrica de producción de proteínas en células bacterianas.

Los científicos descubrieron que pueden modificar y controlar la sensibilidad, o susceptibilidad, al antibiótico introduciendo mutaciones en los ribosomas. Si en un primer momento su aplicación puede centrarse en el mundo vegetal, no se descarta su expansión a los humanos, sobre todo en el desarrollo de nuevos medicamentos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios