SUS RESERVAS SON LIMITADAS

Fosfato, la crisis ambiental "desconocida" que nos puede matar de hambre

Mayor población, mayor consumo de alimentos y cada vez menos fosfato, un elemento clave para la fabricación de fertilizantes.

Foto: Extracción de fosfato en la Montaña de Longmen (China). Foto: Greenpeace
Extracción de fosfato en la Montaña de Longmen (China). Foto: Greenpeace

Un grupo internacional de 40 científicos, citados por Science Alert, acaba de lanzar una llamada de auxilio al mundo: si no se hace nada por conservar el fosfato, nuestro planeta podría agotar sus reservas del mismo en 50 años y causar una catástrofe global para la próxima generación.

El fosfato es un elemento químico esencial para todas las plantas y animales de la Tierra… y para el ser humano. Cuando se extrae del mineral, se puede usar para la fabricación de fertilizantes, para aumentar la producción agrícola, detergentes o pirotecnia.

El problema es que el fosfato no es un elemento renovable, y actualmente no hay sustitutos conocidos y no son demasiadas las áreas de las que se extrae. A medida que el mundo consume cantidades cada vez mayores, la oferta de esta materia prima decrece de manera más apremiante.

Más demanda, menos oferta

Sólo en los últimos 50 años, el fosfato usado en fertilizantes se ha multiplicado por cinco y se espera que la demanda se duplique para 2050. Y los científicos han lanzado el grito de alarma: no estamos preparados para la crisis del fósforo que se avecina.

“La oferta de fosfatos es un problema muy grande. La población está creciendo y vamos a necesitar más comida"

Con el nivel de consumo actual, algunos científicos sugieren que nos quedaremos sin reservas de fosfato en 80 años, mientras que otras dan una estimación variable: 400 años los más optimistas y menos de 40 años los más pesimistas. En lo que están todos de acuerdo es que se trata de un problema inminente que necesita más investigación.

La experta en fosfato Marissa de Boer señaló recientemente que la falta de conciencia pública hace de este tema la crisis ambiental "desconocida". "Realmente dependemos del fosfato, pero lo damos por sentado", dijo.

Fosfato. Foto: Wikipedia
Fosfato. Foto: Wikipedia

Los investigadores sostienen que la humanidad sólo podría producir la mitad de los alimentos que produce sin fosfato y nitrógeno, aunque este último es esencialmente ilimitado ya que constituye casi el 80% de la atmósfera.

"Materia prima crítica"

"La oferta de fosfatos es potencialmente un problema muy grande", ha indicado Martin Blackwell, de Rothamsted Research, un centro de investigación agrícola en el Reino Unido. "La población está creciendo y vamos a necesitar más comida".

La solución puede estar en el reciclaje y la reutilización de este elemento tan preciado

La Comisión Europea declaró el fosfato como una "materia prima crítica" en 2014, es decir, un recurso esencial con un riesgo significativo en el suministro. Sólo Finlandia tiene reservas en la UE y la mayoría es comprado al bloque de Marruecos, Argelia, Rusia, Israel y Jordania, algo que convierte al Viejo Continente en “altamente dependiente” de estas regiones.

Las soluciones potenciales incluyen el reciclaje de fosfato de aguas residuales humanas, estiércol y residuos de matadero, nuevas razas vegetales que pueden extraer el mineral del suelo de manera más eficaz y mejores estudios sobre el suelo para ayudar a poner fin a la sobre aplicación del fertilizante. Según los científicos, el fosfato puede ser reutilizado hasta 46 veces.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios