MÁS RÁPIDA Y MÁS FIABLE

Cáncer de tiroides: una nueva prueba podría evitar cirugías innecesarias

El problema de las actuales técnicas es que, en caso de duda, el médico recomienda la extipación de esta glándula del cuello

Foto: Las enfermedades del tiroides no son solo cosa de mujeres. (iStock)
Las enfermedades del tiroides no son solo cosa de mujeres. (iStock)

Científicos de la Universidad de Texas en Austin y del Baylor College of Medicine, ambos en Estados Unidos, han desarrollado una nueva prueba para el cáncer de tiroides que, además de ser más rápida y fiable, puede prevenir miles de extracciones quirúrgicas innecesarias cada año.

"Si podemos evitar que las personas se sometan a una cirugía que no necesitan y permitirles un diagnóstico más preciso, podemos mejorar el tratamiento para los pacientes y reducir los costes para el sistema de atención médica", ha explicado a Medical Xpress Livia S. Eberlin, profesora asistente de Química y co-investigadora principal.

Con esta nueva prueba metabólica de tiroides se identifican los metabolitos producidos por las células cancerosas, que actúan como una especie de huella digital de diagnóstico. Los investigadores trabajaron en la identificación de estas huellas metabólicas diagnósticas durante más de dos años utilizando 178 tejidos.

Huella metabólica

Durante el estudio clínico, se analizaron 68 pacientes nuevos, casi un tercio de los cuales habían recibido resultados no concluyentes con la técnica de aspiración con aguja fina. La nueva prueba metabólica de tiroides devolvió un falso positivo sólo en uno de cada diez casos y podría haber evitado que 17 pacientes del estudio se sometieran a cirugías innecesarias.

El objetivo es evitar a los pacientes una cirugía que no necesitan y permitirles un diagnóstico más preciso

Esta novedosa técnica, que debe validarse con mayor investigación y experimentos, se contrapone a la que usan los médicos en la actualidad, conocida como aspiración con aguja fina (FNA). Ésta no es concluyente en uno de cada cinco casos, es decir ni confirma ni desmiente, por lo que el paciente puede recibir una prueba genética de seguimiento que puede producir también falsos positivos.

Mayor validación

Así, los médicos a menudo recomiendan extirpar parte o la totalidad de la tiroides, la glándula del cuello que produce hormonas que controlan la tasa metabólica del cuerpo, así como la función cardíaca y digestiva, el control muscular, el desarrollo cerebral, el estado de ánimo y el mantenimiento óseo. En muchos casos, posteriormente, se descubre que la cirugía había sido innecesaria. Tener extirpadas la tiroides hace que los pacientes deban recibir terapia de reemplazo hormonal por el resto de sus vidas o a tener que hacer frente a otras consecuencias.

Los investigadores están preparando un estudio de validación de dos años con alrededor de mil pacientes nuevos en Estados Unidos, Brasil y Australia. Si los resultados se mantienen, esperan que esta nueva técnica se convierta en una herramienta de diagnóstico habitual para este tipo de casos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios