Nació el 25 de julio de 1978

Qué fue de Louise Joy Brown: 41 años de la primera "bebé probeta"

El primer bebé nacido mediante fecundación in vitro fue un gran hito en la historia y tuvo un gran impacto social. Hoy esa persona cumple 41 años

Foto: Qué fue de Louise Joy Brown, 41 años de la primera “bebé probeta”
Qué fue de Louise Joy Brown, 41 años de la primera “bebé probeta”

Tal día como hoy, el 25 de julio de 1978, ocurría un hecho entonces único en la historia. En la clínica Bourn Hall de Cambridge en Manchester (Reino Unido) nacía el que fue denominado como el primer ‘bebé probeta’ en un trabajo conjunto entre el fisiólogo Robert G. Edwards (que ganaría el Premio Nobel en Medicina y Fisiología en 2010), el ginecólogo Patrick Steptoe y la que se convertiría en la primera embrióloga, Jean Purdy.

Esta primera fecundación in vitro (FIV) supuso un trabajo exhaustivo y de seguimiento constante que culminó en un rotundo éxito, ayudando a traer al mundo a Louise Joy Brown. Pero no todo fue tan idílico. Este hito tuvo un gran impacto social, los sectores más conservadores y religiosos pusieron el grito en le cielo y se opusieron a este método de fertilidad, aun cuando el papa Juan Pablo I se pronunció al respecto sin verter crítica alguna sobre ello. "Eso ayudó a contrarrestar algunas de las cosas negativas que la gente decía" manifestó la propia Louise en unas declaraciones recogidas por BBC Mundo al respecto de la aceptación del Papa.

En este sentido, en el mismo medio, Louise dijo que sus padres, John y Lesley Brown, recibieron “muchas cartas de la gente. Eran en su mayoría positivas, pero hubo algunos mensajes de odio". Explicó además un episodio de lo más desagradable: "Recibieron una horrorosa caja de Estados Unidos que tenía una probeta rota, sangre falsa y la representación de un feto en su interior. Venía acompañada de una amenaza: la gente que la envió pronto los estarían visitando". Asimismo, la propia Louise Brown ha explicado a El Confidencial que su madre guardó todas esas cartas y ahora las ha "donado a un museo para que la gente pueda ver las actitudes de algunos en la década de 1970". "Existen muchos comentarios raros en Internet (sobre mí), pero esto siempre ocurre cuando alguien tiene una historia propia. En general, ha ido a mejor y cada vez se acepta más. Es normal: hay más de ocho millones de personas como yo en el mundo", ha explicado.

Mi nacimiento pareció sacar lo peor de todos los periodistas. Esta no era una historia que necesitara sensacionalismo”

A pesar de las reticencias de ciertos sectores, las cifras que maneja Brown son esas: se estima que alrededor de ocho millones de personas han nacido mediante fecundación in vitro, y la primera de ellas, Louise, cumple hoy 41 años. Actualmente está casada, tiene dos hijos, que fueron concebidos de forma natural, y lleva una vida normal y corriente en su lugar de nacimiento, Bristol.

Brown ha explicado a este diario cuándo le contaron sus padres como fue concebida. "Tenía cuatro años cuando mamá y papá me mostraron la película de mi nacimiento. Me dijeron que mi comienzo en la vida había sido diferente al de otras personas. Eso fue justo antes de mi primer día de colegio ya que querían que lo supiera por ellos antes que enterarme en el patio de la escuela". Si bien asegura que no lo entendió completamente hasta aproximadamente los 14 años y desde entonces asegura estar "orgullosa de haber sido la primera del mundo".

Y a pesar de vivir una situación excepcional, ella lo vive con naturalidad y no lo piensa demasiado. "Bob Edwards recibió el Premio Nobel por el trabajo que hizo para traerme al mundo. Este tipo de cosas son muy fuertes para estar pensando en ellas cuando estás haciendo la compra o cuando llevas a tus hijos al colegio. No suelo pensar mucho en esto, de lo contrario sería una carga", asegura a El Confidencial. "A veces la atención mediática resulta algo irritante, pero la mayor parte de la gente es amable y agradable, y la parte positiva de esto es que he podido ir por todo el mundo conociendo a gente del mundo de la fertilidad in vitro y ver lugares y conocer gente que de otro modo no habría podido ver y conocer".

Según su propia página web, trabaja a tiempo completo en una oficina de envíos y el pasado año publicó su autobiografía en la que habla de como ha sido su vida siendo la primera niña que nació a través de este procedimiento y como ha vivido todas las polémicas y comentarios sobre su nacimiento y los de los demás “niños probeta”. A este medio ha confesado que "en la adolescencia me daba un poco de miedo pensar que personas de todo el mundo conocían mi nombre" ya que la forma en que nació "fue clasificada, junto a la llegada del hombre a la luna, como el mayor logro del siglo XX". Sobre las mencionadas polémicas que suscitó todo aquello, deja una frase al principio de su libro que puede resumir lo que piensa: “Mi nacimiento pareció sacar lo peor de todos los periodistas. Esta no era una historia que necesitara sensacionalismo”. Además, en su libro confiesa que se sintió diferente hasta que comenzaron a nacer otros bebés concebidos igual que ella.

Involucrada en el mundo FIV

Además de su trabajo, Louise Brown colabora con diferentes clínicas de fertilidad, entre ellas la misma que la vio nacer, con el propósito de mostrar su apoyo a otras personas que toman la decisión de buscar ayuda para ser padres y madres. Asimismo, en la descripción de su web asegura que constantemente es llamada por diferentes medios de comunicación de todo el mundo por su condición de pionera en fecundación in vitro. "Los problemas de fertilidad son una cuestión de salud y deben ser tratados como tal. Creo que todo el que ha tenido problemas de fertilidad debería poder tener la posibilidad de obtener ayuda", señala a este diario.

Normalmente es invitada a congresos y reuniones informativas y de concienciación sobre FIV, en las que es un gran reclamo, sirviendo a muchas parejas sin hijos de información ya que durante toda su vida ha estado formándose sobre el procedimiento que hizo posible su nacimiento. Al respecto, deja un consejo para aquellos que se embarquen en este camino: "El nacimiento de mi primer hijo, Cameron, me hizo ver lo fantástico que es tener hijos propios y me di cuenta de por qué mi madre estaba tan decidida a tenerme e hizo todo lo que hizo. Creo que todas las madres sienten lo mismo. También creo que todas las madres aprecian un poco más a sus propias madres una vez que tienen sus propios hijos. Simplemente animaría a la gente a ser positiva y no rendirse. A veces puede ser un viaje difícil pasar por un tratamiento de fertilidad, pero ser positivo ayuda.

Como curiosidad, Louise tiene una hermana llamada Natalie, la cual también vino al mundo gracias a la fecundación in vitro. Sus padres quedaron tan satisfechos con la experiencia que 4 años después del nacimiento de su primera hija, en 1982 se aventuraron a volver a tener otra. Esta, además, se convirtió en 1999 en la primera mujer nacida mediante esa técnica que dio a luz a un bebé concebido naturalmente.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios