TIENE 5.800 KILÓMETROS CUADRADOS DE TAMAÑO

¿Hacia dónde se dirige un iceberg con diez veces el tamaño de Andorra?

Una impresionante estructura helada de 5.800 kilómetros cuadrados se encuentra a la deriva, aunque todo apunta a que irá a 'morir' donde muchos otros lo han hecho antes

Foto: Un cementerio de hielo: el lugar al que irá a parar el iceberg más grande del mundo. (Reuters)
Un cementerio de hielo: el lugar al que irá a parar el iceberg más grande del mundo. (Reuters)

¿Se imaginan una increíble estructura natural que midiera 5.800 kilómetros cuadrados? ¿O, dicho de otra manera, un elemento vivo que fuera más grande que 32 países o que tuviera diez veces el tamaño de Andorra? Pues eso es exactamente A68, el mayor iceberg del mundo que hace dos años se desprendió de la Antártida y que, a día de hoy, se trata de un monstruoso bloque congelado que navega a la deriva... en dirección a un cementerio de hielo.

Fue en 2017 cuando este monumental bloque de hielo se separó de manera inexplicable de su base, Larsen C. Tras desprenderse, estuvo durante más de un año junto a su lugar de origen sin tener aparente movimiento, hasta que a mediados de 2018 comenzó a desplazarse. Aunque pesa un billón de toneladas, daba la sensación de ser realmente ágil en su movimiento, hasta quedar de nuevo atrapado en el denominado Giro de Weddell.

Se trata de una corriente oceánica cuya principal curiosidad es que gira en el sentido contrario de las agujas del reloj, lo que provocó que la masa de hielo se voltease unos 270 grados de su posición original, desplazándola unos 250 kilómetros en dirección al norte. Tras quedar varado en el Mar de Weddell, ahora ha empezado a moverse de nuevo en dirección al norte por la península antártica. Pero, ¿dónde puede acabar en los próximos meses?

A pesar de llevar dos años navegando, la estructura se encuentra realmente bien conservada y solo ha perdido unos pequeños segmentos. Entre ellos, hay uno que tiene el suficiente tamaño como para ser considerado una entidad por sí mismo. Se trata del A68b, que mide unos 13 kilómetros de largo por otros 5 de ancho y se encuentra unos 110 kilómetros por delante de su 'padre'. Entre otras, esa es una de las razones que permite predecir qué pasará con él.

Casi todos los iceberg que se desprenden de la Antártida y que van a parar al Mar de Weddell tienen el mismo destino. Por lo general, las corrientes marinas suelen terminar por empujar estas masas de hielo hacia la Corriente Circumpolar Antártica, lo que lo llevará por una zona conocida como el 'callejón de los Iceberg'. Una vez tome ese camino, todo apunta a que irá a parar a un lugar entre las islas Georgias del Sur y las Sandwich del Sur.

Precisamente esta zona es conocida como el 'cementerio de Icebergs', un lugar al que las corrientes terminan por llevar todos los 'islotes helados' que se separan de sus bases. ¿Será también el destino de A68? Aún queda mucho tiempo -incluso décadas- para saberlo, pero todo apunta a que será el lugar donde vaya a parar definitivamente. Eso sí, si esta megaestructura es capaz de llegar unida hasta allí. De momento, el iceberg más grande del mundo continúa en movimiento.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios