LAS LEYES DE KEPLER EXPLICAN EL FENÓMENO

La Tierra ha alcanzado hoy su velocidad mínima de todo el año: 103.536 kms/hora

El afelio, el momento del año en el que la Tierra se aleja más del Sol, ha tenido lugar a las 00:11 de la noche tras situarse a más de 150 millones de kilómetros

Foto: La distancia entre la Tierra y el sol determina la velocidad del planeta (Foto: NASA)
La distancia entre la Tierra y el sol determina la velocidad del planeta (Foto: NASA)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Cada año, entre el 1 y el 7 de julio, la Tierra alcanza el momento del año en el que se encuentra más alejada del Sol. En 2019, ese momento, conocido como afelio, se ha producido este viernes, exactamente a las doce de la noche y 11 minutos, cuando el planeta se ha situado exactamente a 152.104.285 kilómetros.

Tal y como explica EarthSky, la Tierra orbita alrededor del sol pero aunque lo hace de forma casi circular, no es exacta. Eso provoca que en algunos momentos del año estemos más alejados del Sol, como está ocurriendo precisamente ahora en el afelio, mientras que en otros sea justo al contrario: en la primera semana de enero se producirá el perihelio, el momento de mayor cercanía entre nuestro planeta y el Sol: entra ambas fechas hay una diferencia de 5 millones de kilómetros.

Pero, además, la distancia entre la Tierra y el Sol marca también la velocidad a la que viaja nuestro planeta. Cuanta mayor sea la distancia, menor será la velocidad a la que orbitamos. Por eso cuando en la noche del jueves al viernes se alcanzaba el momento del afelio, la velocidad de la Tierra era de ‘solo’ 103.536 kilómetros por hora, mientras que cuando se produzca el perihelio esa cifra superará los 110.000 kilómetros/hora.

La ley de Kepler

La explicación a esta situación la encontramos en las conocidas como Leyes de Kepler. Johannes Kepler fue un astrónomo y matemático alemán del siglo XVI que revolucionó el conocimiento sobre los planetas. Y aunque sus teorías no son ahora exactamente iguales a como él las proyectó, su nombre sigue ligado a nosotros más de cinco siglos después.

En el momento del afelio, la velocidad de la Tierra era de ‘solo’ 103.536 kilómetros por hora; durante el perihelio superará los 110.000 kms/hora

Kepler observó que la línea que conecta a los planetas y al Sol abarca igual área en igual lapso de tiempo. Esto significa que cuando los planetas están cerca del Sol en su órbita, se mueven más rápidamente que cuando están más lejos. Así, la velocidad orbital de un planeta será menor a mayor distancia del Sol, y a distancias menores la velocidad orbital será mayor.

Que la Tierra esté más lejos del Sol en pleno verano no tiene, pues, nada que ver con el calor estacional en el hemisferio Norte o el invierno en el Hemisferio Sur. Es el mayor número de horas de Sol, debido a la inclinación del eje terrestre, el que rige la subida o bajada estacional de las temperaturas.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios