Adelanto de la canícula

¿Nueva ola de calor o lo normal en verano? La ciencia y el tiempo dictan sentencia

Las temperaturas seguirán subiendo en los próximos días en todo el país y durante el fin de semana una segunda ola de calor podría llegar al levante español. Así se define el fenómeno del verano:

Foto: Imagen de la ola de calor de la semana pasada. (Efe)
Imagen de la ola de calor de la semana pasada. (Efe)

Las temperaturas seguirán subiendo en los próximos días. Pese a las tormentas que llegan ya han llegado a los valles del Ebro y del Tajo y los intervalos de viento fuerte en el litoral de Galicia, las zonas cantábricas, la meseta Norte, el sistema Ibérico y la cuenca media del Ebro verán como el calor se intensifica des cara al fin de semana y desde este mismo jueves.

En el este peninsular subirán el viernes, donde por el momento se prevé un fin de semana muy cálido mientras los termómetros marcarán descensos en Galicia y el Cantábrico. De hecho, los meteorólogos de la zona levantina ya hablan de una segunda ola de calor después de que durante los primeros días de esta semana las temperaturas hayan descendido en casi todo el país para dar una pequeña tregua y acabar con la racha de récords absolutos que han marcado los termómetros de varias zonas del país además de los de la vecina Francia.

Concretamente, el director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, advirtió hace solo unos días al periódico Levante de que a partir del próximo viernes 5 de julio una segunda ola de calor afectará al país, y más concretamente a la zona este, dejando un fin de semana anormalmente cálido en la Comunidad Valenciana y las zonas periféricas de esta.

Según los datos que el catedrático de Análisis Geográfico ha hecho trascender el mercurio podría alcanzar en algunos puntos del interior de la comunidad hasta 42 grados. Se trata, según ha explicado, de una oleada de aire sahariano provocada por la descongelación de una gota fría frente a las costas del oeste peninsular que arrastrará a una mase de aire muy cálido y seco procedente de África hacia Alicante y Murcia, las zonas en las que más calor pasarán durante el fin de semana.

Una oleada de aire sahariano podría llevar al levante español a superar los 42º este fin de semana

Pero, ¿esta ola de calor en el este se expandirá a todo el país? Nunca mejor dicho, el tiempo lo dirá. Es julio y las temperaturas, como es normal, son altas. Sin embargo, para que los meteorólogos consideren que lo que está azotando a la península es una ola de calor se deberán cumplir varios parámetros que pueden resumirse en una idea muy sencilla: que se den episodios de temperaturas anormalmente altas.

¿Y qué se considera anómalo? Pese a que no hay una definición única y precisa para el concepto de ola de calor, los expertos del área de Climatología y Aplicaciones Operativas de la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, han llegado una conclusión: “Se considera ola de calor un episodio de al menos tres días consecutivos, en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registren máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000”.

(EFE)
(EFE)

Así, según los parámetros de la ciencia, los nuevos picos de temperatura que se vivirán este fin de semana en el levante deberán ser analizados a ‘posteriori’ para comprobar que efectivamente el calor ha superado en tiempo y en intensidad los parámetros establecidos por la Aemet. “En verano es normal que haga calor y no podemos hablar de ola de calor cuando las temperaturas, aún siendo altas o incluso muy altas, sean relativamente habituales en el periodo estival”, indican desde el ente estatal, desde donde recalcan también que en ocasiones se tiende a exagerar respecto a este fenómeno.

La canícula adelantada y más olas en Europa

Sea una exageración o no llamarlo ola de calor, la verdad es que los periodos de calor intenso durante el principio del verano se están volviendo cada vez más frecuentes en Europa y así lo avalan los meteorólogos. Este año, según explica el conocido experto Mario Picazo, la conocida como ‘canícula’, el periodo más cálido del verano, que suele llegar a Europa en la segunda quincena de julio, se ha adelantado dos semanas provocando la pasada y la posible venidera ola de calor.

Así está afectando la ola de calor a Europa. (Open Streets Maps)
Así está afectando la ola de calor a Europa. (Open Streets Maps)

Los motivos por los que las olas de calor se están volviendo cada vez más intensas y frecuentes no están del todo claros, sin embargo, una investigación de la Universidad de Reading citada por Picazo relaciona una posición anómala de la corriente de chorro con las anomalías de temperatura en el Atlántico norte. “Últimamente en verano los valores están siendo más fríos de lo habitual al sur de Groenlandia y más cálidos en zonas subtropicales del océano. Una situación que altera el patrón más habitual de dinámica atmosférica de la región”, explica el experto, que además, cita otro estudio de la Universidad de Oxford que relaciona las anomalías de las temperaturas registradas en Europa con el cambio climático.

“Las olas de calor de antes y las de ahora no tienen nada que ver. Se extienden por zonas mucho más amplias, son más intensas y también suelen durar más”, indica Picazo. Para él la tendencia es clara: un planeta en global más cálido.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios