EN UNA EXPEDICIÓN DE 25 DÍAS

Retiran 40 toneladas de basura del océano y apenas se nota el efecto

Una ONG localizó por satélite el mayor depósito de basura del mundo y consiguió extraer 40 toneladas de plásticos, pero aún queda más de 50.000 veces esa cantidad

Foto: La ONG consiguió retirar dos enormes redes fantasma de cinco y ocho toneladas (Foto: Ocean Voyages Institute)
La ONG consiguió retirar dos enormes redes fantasma de cinco y ocho toneladas (Foto: Ocean Voyages Institute)

Lo llaman continente de plástico, isla de basura o gran parche del Pacífico. Se trata de una zona tres veces el tamaño de España que hay en mitad del océano, entre Hawai y California, y que supone la mayor concentración de basura de todo el mundo. Un grupo de ecologistas ha recogido más de 40 toneladas de plásticos de ese increíble lugar, tras una expedición de 25 días, pero la sensación es que aún queda demasiado camino por recorrer.

La ONG se llama Ocean Voyages Institute y, tal y como aseguran en su web, se trata de la misión de “limpieza de océanos más grande y exitosa que se ha producido hasta la fecha” en esa isla. Sin embargo, aunque 40.000 kilos de basura recogida pueden parecer una enorme cantidad, lo que queda aún en mitad del océano multiplica por 50.000 esa cifra.

Es decir, para acabar con esa isla de plástico, habría que enviar a 50.000 barcos hasta mitad del océano para que recogiera cada uno de ellos 40 toneladas de basura. Una cantidad ingente que, según los ecologistas, debe hacer pensar a las personas hacia dónde camina el planeta. Para Mary Crowley, fundadora de esta ONG, "lo que hemos hecho es pequeño comparado con la magnitud del problema, pero es escalable y se puede propagar".

Animales salvados

Crowley cree que esta acción “ha salvado a muchos peces, delfines y ballenas. Fue una prueba real del concepto de poder encontrar los escombros y recogerlos, traerlos y reutilizarlos de manera efectiva y eficiente". Para poder hallar la isla utilizaron satélites y drones, ya que el continente de plástico se mueve constantemente con las corrientes marinas.

Uno de los grandes peligros de esta isla son las redes que se desprenden de los barcos pesqueros y que, una vez abandonadas en el mar, se encargan de recoger la basura. Las conocen como redes fantasmas y, en esta expedición, Ocean Voyages Institute ha recogido dos enormes redes, una de ocho toneladas de peso y otra de cinco toneladas.

Crowley señala que "es muy importante sacar del océano las redes fantasmas, pero a veces son las pequeñas redes las que se enredan en ballenas y delfines y los matan. Incluso las piezas pequeñas son muy importantes". Ahora, su grupo planea ya una nueva expedición de limpieza, aunque esta vez durará unos tres meses y espera que otras organizaciones sigan su ejemplo.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios