El peligro de la fermentación

¿Cómo puede el estiércol de gallina crear un devastador incendio como el de Tarragona?

Aunque la investigación sigue su curso todo apunta a que el origen del incendio de Tarragona se produjo en un estercolero de una granja avícola

Foto: (Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

La noticia saltaba este jueves. Tras largas horas de incendio en Tarragona, con más de 6.500 héctareas calcinadas en la Ribera del Ebro, el consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Miquel Buch, aseguraba, sobre el inicio del fuego, que todo indicaba que se había producido a raíz de "una acumulación excesiva de excrementos de gallina". Pero, ¿cómo puede acabar ardiendo, de manera espontánea, el estiércol? Pues, por raro que pueda llegar a parecer es algo bastante normal.

En el mensaje lanzado por Buch, el político explicaba que la acumulación excesiva de excrementos de gallina, "llegó a fermentar y con el viento pronunciado que soplaba hizo aparecer la llama y encendió la vegetación, que se encontraba muy próxima”. Eso ya te da algunas pistas de lo ocurrido, unos detalles que luego confirmaba el propio granjero de La Torres d'Espanyol dueño de aquel estiércol. Y es que si no se tratan debidamente estos materiales, que se suelen guardar para crear compost, este material es un peligro brutal para los montes y más aún en verano.

Así lo explica Francesc Xavier Prenafeta, jefe del programa de gestión integral de residuos orgánicos del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de Cataluña (el IRTA). "Puede que suene como algo extraño, pero ocurre con frecuencia y, es más, las autoridades lo vigilan como uno de los grandes peligros para los incendios forestales". En cuanto al cómo puede llegar a la autocombustión un montón de excrementos. todo se debe a los procesos que vive este material amontonado hasta convertirse en compost. "Los excrementos incluyen mucho material orgánico, pero también microorganismos que se mueven continuamente y que generan una gran cantidad energía y calor". comenta Prenafeta.

Los microorganismos, con su movimiento, provocan que todo se caliente de tal modo que en el interior de estas montoneras se alcancen temperaturas cercanas a los 60 grados centígrados. "Es como un suicidio colectivo de los microorganismos, muy similar a la pasteurización. Al moverse los organismos aumenta la temperatura de tal modo que acaban por matar toda la vida que hay en el interior e higienizan el estiércol. Es el proceso de descomposición y fermentación que lleva hasta el preciado compost. El problema es que si no se tiene cuidado con esto puede teminar ardiendo, como ha ocurrido en este caso", explica el experto.

Tal es la energía que genera el estiércol que en lugares como la India se sigue utilizando como combustible. (Foto: EFE)
Tal es la energía que genera el estiércol que en lugares como la India se sigue utilizando como combustible. (Foto: EFE)

Si se usan montañas muy grandes, se amontona mal, no se controlan las temperaturas o, por ejemplo, se realiza la montonera en un espacio en el que hay mucha vegetación o no hay buena ventilación la temperatura puede aumentar más todavía, aprovechar la vegetación y combustionar. "En veranos secos como este la cosa empeora porque la parte exterior de la montaña se seca mientras el interior permanece húmedo y esa primera capa se convierte en pasto para el fuego".

Aunque la investigación sigue en marcha, todo apunta a que en este caso el dueño de la granja donde se originó el incendio no trató de forma adecuada el estiércol y las condiciones meteorológicas de calor y viento hicieron el resto. "Hay que tener mucho cuidado. La altura, la cantidad de excrementos... Es muy importante controlar detalladamente todos los aspectos para evitar cualquier peligro", explica Prenafeta.

Montones de estiércol en una planta de Canadá. (Foto: Reuters)
Montones de estiércol en una planta de Canadá. (Foto: Reuters)

¿Qué dice la legislación al respecto?

Vale, ya sabemos cómo puede ser que acabé ardiendo un montón de heces, pero, ¿cómo se controla todo esto para que no pase más? ¿Hay alguna legislación al respecto? Pues en España es cada Comunidad Autónoma la que debe legislar sobre cómo se deben construir y tratar estos estercoleros. Eso sí, es raro encontrar alguna normativa que hable especificamente de protección contra incendios en este sentido.

En casos como el del País Vasco se habla de que debe ser un técnico colegiado el que diga en qué parte de la explotación ganadera se deben colocar estos estercoleros teniendo en cuenta distintos factores. Y también establece unas medidas que todo ganadero debe seguir para almacenar los excrementos. Algo similar ocurre en la ley catalana que, según las autoridades, cumplía la granja donde se originó el gran incendio.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Esto cambia, según apunta Prenafeta, en otros países como Estados Unidos donde sí hay hojas de recomendaciones y normativas sobre cómo tratar estos estercoleros para evitar incendios. "Llevar a cabo auditorias de las montoneras, limitar la altura o alejar estas montañas de paredes o vegetación pueden ser ajustes clave para evitar problemas", explica.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios