Existen varios factores de riesgo

¿Por qué se produce un ictus como el que le ha dado a Alfredo Pérez Rubalcaba?

El exministro y exsecretario general del PSOE ha fallecido este viernes en Madrid después de que este miércoles sufriese uno de estos problemas cerebrales

Foto: Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2'

Alfredo Pérez Rubalcaba ha muerto este viernes en Madrid después de haber sufrido un ictus este miércoles. Un problema cerebral que se ha convertido en una de las principales causas de muerte en España y que afectó solo en 2017 a casi 120.000 personas en todo el país. Pero ¿qué es exactamente un ictus y por qué se produce? (Actualización 10/05/2019: el dirigente socialista ha fallecido en la tarde del viernes a consecuencia del infarto cerebral sufrido).

Como explican desde la Federación Española de Daño Cerebral (Fedace) y la asociación Alento, el ictus es la principal causa de daño cerebral adquirido (DCA). Se produce por la interrupción del flujo sanguíneo en alguna zona del cerebro, que provoca la pérdida de alguna capacidad asociada a esa área. Pese a ser una de las causas de muerte principales a nivel mundial, según datos recientes, el ictus puede ser mortal en un 20% de los casos y origen de una discapacidad grave en el 44% de las personas que sobreviven a uno.

Existen dos tipo de estos infartos cerebrales: los isquémicos, que se producen por la obstrucción de vasos sanguíneos e impiden el riego en una parte del cerebro, y los hemorrágicos, causados por la rotura de ramas arteriales y la consiguiente hemorragia cerebral. Estos segundos se producen con menor frecuencia, pero tienen una mayor tasa de mortalidad.

En cuanto a los factores de riesgo, hay muchos y muy variados, y suelen estar relacionados con la edad —a partir de los 60, se es más propenso (y Rubalcaba tiene actualmente 67)—, la vida sedentaria y los antecedentes familiares. Al estar conectado con tantos factores, desde Fedace se recomienda que para evitar cualquier percance se tomen con especial atención la hipertensión arterial (valores superiores a 140/80 deben ser controlados periódicamente por el médico), las enfermedades cardíacas (sobre todo angina de pecho o infarto de miocardio), el consumo de tabaco, drogas y alcohol, la grasa en sangre (colesterol y triglicéridos), la obesidad y la vida sedentaria.

Por último, los especialistas apuntan algunos de los primeros síntomas que se suelen dar en estos casos y que deben controlarse para atajar el problema a la mayor brevedad posible: "Estos síntomas pueden ser variados y dependen de la zona del cerebro en que se manifiesten. Debes ponerte en alerta cuando pierdas fuerza o sensibilidad en la mitad del cuerpo, pierdas de forma total o parcial la visión o tengas visión borrosa, tengas dificultades para hablar o para entender o tengas dolor de cabeza muy intenso y con un comienzo brusco y diferente al habitual".

El que fuera en 2011 candidato a la presidencia del Gobierno fue un notable deportista durante su juventud, pero en los últimos años estuvo afectado por algunos problemas de salud leves, entre ellos una cardiopatía.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios