PREPARE BIEN LA OPERACIÓN SALIDA

¿Cuál es el asiento más seguro en un coche? ¿Y el más peligroso? Esto dicen los estudios

Muchos trabajos científicos apuntaban que el sitio menos peligroso estaba en los asientos de atrás, concretamente detrás del conductor, pero ahora nuevos hallazgos contradicen esta teoría

Foto: Una figura de cera de William Howard Taft repartido entre ambos asientos (Mark Makela)
Una figura de cera de William Howard Taft repartido entre ambos asientos (Mark Makela)

El único medio de transporte más peligroso que el coche es la motocicleta. Sin embargo, al contrario que en la moto, en el automóvil todavía podemos jugar a la ruleta rusa dado que la peligrosidad varía en función de dónde vayamos sentados. Sí, es una macabra conversación para tener en el coche durante la próxima operación salida, pero es que los estudios al respecto no acaban de ser concluyentes.

¿Cuál es el asiento más peligroso y cuál es el más seguro?

La última investigación de la que tenemos conocimiento, elaborada por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS, por sus siglas en inglés) arroja que los asientos traseros proporcionan a sus ocupantes un mayor riesgo de lesiones o muerte que los delanteros en un accidente automovilístico, pero solo en algunos escenarios.

El estudio es llamativo porque resulta contraintuitivo con respecto a la mayor parte de investigaciones anteriores, que generalmente han sugerido que el asiento más seguro de un coche es el que está detrás del conductor, dado que el conductor instintivamente siempre trata de protegerse a sí mismo y, en caso de accidente, deja ese lado menos expuesto.

Pero el IIHC sugiere ahora que, dado que los fabricantes han puesto tanto hincapié en mejorar la seguridad de los asientos delanteros con el 'air bag' y otras innovaciones, los asientos de atrás han quedado más desprotegidos que los de delante. Además, los cinturones de seguridad traseros tienden, según el informe, a ser menos eficientes o contar con limitadores de fuerza, que reducen las lesiones causadas por estos elementos de protección.

Un conductor se fugó por la ventanilla del coche tras sufrir un aparatoso accidente en una estrecha calle de Madrid (EFE)
Un conductor se fugó por la ventanilla del coche tras sufrir un aparatoso accidente en una estrecha calle de Madrid (EFE)

"Los fabricantes han trabajado mucho para mejorar la protección de los conductores y los pasajeros del asiento delantero", explicó en un comunicado David Harkey, presidente del instituto. "Nuestra prueba de choque frontal de superposición moderada y, más recientemente, nuestras pruebas frontales de superposición leve del lado del conductor y del pasajero son una gran razón, esperamos que esta nueva evaluación estimule un progreso similar en el asiento trasero", añadió.

Emplearon registros médicos, policiales o autopsias para investigar 117 accidentes en los que los ocupantes de los asientos de atrás resultaron heridos o fallecieron. En muchos casos, los pasajeros delanteros no sufrieron lesiones tan graves como los del asiento de atrás, lo que llamó la atención de los investigadores sobre las discrepancias de seguridad entre ambas filas de asientos.

Además, gran parte de estas lesiones o muertes estaban causadas por la enorme presión ejercida por los cinturones de seguridad. "Estamos seguros de que los fabricantes de vehículos podrán encontrar una manera de resolver esto igual que lo hicieron en los asientos delanteros", dijo Harkey, sugiriendo que los cinturones traseros comiencen cuanto antes a incorporar tecnología de limitación de fuerza.

¿Niño o adulto?

Otro estudio reciente, elaborado por la misma institución, apuntaba algo más: no solo hay que tener en cuenta el sitio sino la edad del pasajero. Estudios anteriores apuntaban que los niños de hasta ocho años estaban más seguros en la posición central del asiento trasero (donde habitualmente se coloca la silla para bebés) pero que este índice de seguridad descendía conforme aumentaba la edad.

Entre los 13 y los 54 años, según esta investigación, no se registraban diferencias entre delante y detrás, y a partir de los 55 años el asiento de atrás resultaba ser más peligroso para el pasajero, al menos en modelos nuevos de coche.

Los asientos delanteros cuentan con innovaciones tecnológicas que los hacen más seguros pese a su ubicación (EFE)
Los asientos delanteros cuentan con innovaciones tecnológicas que los hacen más seguros pese a su ubicación (EFE)

"Eso no significa que el asiento trasero de los vehículos más nuevos sea menos seguro que en los modelos más antiguos", dijo hace unos meses Anne McCartt, vicepresidente de investigación del IIHC. "El riesgo de lesiones fatales para los ocupantes traseros es similar en todos los modelos que examinamos, en cambio, la disparidad refleja el hecho de que el asiento delantero se está volviendo más seguro", lo cual coincide con la conclusión de estos últimos trabajos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios